Rajoy asegura que el problema "está encauzado" y el PSOE le hace reproches

Descarga el fichero

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy

Informativo mediodía

| 15.10.2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el problema de la crisis sanitaria del ébola "está encauzado", al mismo tiempo que ha reprochado al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, que haya sido "incapaz" de aportar ideas para resolver esta situación.

"Este problema hoy está encauzado. Hay que seguir trabajando, hay que seguir perseverando, apoyando a los profesionales y a mucha gente que forma parte de la administración pública que está trabajando bien, pero el problema está encauzado", ha insistido el jefe del Ejecutivo durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde también ha confirmado que las prioridades que se habían fijado al respecto hace una semana se han cumplido.

Sánchez le ha pedido una valoración sobre la actuación del Gobierno en relación a la crisis de salud pública del ébola, entre otros puntos, después de que la ministra se negara a comparecer en sede parlamentaria en agosto, con la llegada del primer misionero contagiado a España, tras el contagio de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, o la negación del PP ayer martes de que tanto la ministra como el propio Rajoy comparezcan en Pleno por este asunto.

"Dé la cara a los españoles y cumpla con su deber porque hoy no es presidente del Gobierno sino el presidente de un auténtico desgobierno", ha resaltado el líder socialista.

DECISIONES Y PRIORIDADES DEL GOBIERNO

Así, Rajoy ha señalado que el miércoles de la semana pasada, cuando ni siquiera habían transcurrido 48 horas después de conocerse el contagio de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, habló en sede parlamentaria y explicó las decisiones a tomar y las prioridades de cara al futuro.

Entre las decisiones ha apuntado a la constitución de una comisión de seguimiento entre el Gobierno de España y la Comunidad de Madrid, los contactos con la Unión Europea, la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismos internacionales y clínicas de Estados Unidos.

En cuanto a las prioridades, Rajoy ha remarcado que en primer lugar se encuentra Teresa Romero, así como hacer un seguimiento de todas las personas que tuvieron contacto con ella y con el misionero García Viejo, apoyo a los profesionales, respaldo total por su labor "difícil", informar a la opinión pública, investigar qué paso, crear la comisión de investigación así como un comité científico.

Además, ha insistido en el mensaje de los propios facultativos: "El contagio es muy difícil y sólo se produce por contacto con fluidos de enfermos en fase avanzada, y a día de hoy sólo puede hacerlo Teresa Romero y esperemos que dentro de poco no pueda hacerlo nadie por el bien del conjunto de los españoles".

"EL DESGOBIERNO DE RAJOY"

El socialista, por su parte, ha reprochado la "desvergüenza" de los políticos del PP que tratan de responsabilizar de sus irresponsabilidades a la enfermera contagiada. "Considera que gobernar es poco más que subir a las escalinatas del Carlos III y no escuchar a los profesionales de la sanidad pública que a ustedes les han criticado su gestión. Hoy España necesita un presidente y gobernar no es hacerse una foto, no es presidente del Gobierno sino de un desgobierno", ha insistido.

Es más, ha alertado de que la ciudadanía española se dio cuenta del "auténtico desastre" que es a su juicio el Gobierno tras la rueda de prensa que ofreció Mato ese lunes nada más conocerse el contagio. Dice que sigue esperando a que condene las "viles palabras" del consejero madrileño de Salud.

"Hoy tenemos una vicepresidenta que se encarga de la Sanidad, tenemos una ministra de la Sanidad que no se encarga de nada, afortunadamente, pero que usted apoya, y un presidente del Gobierno que ni está ni se le espera y es más, cuando habla deja con la boca abierta a todos los españoles cuando dijo que los colegas europeos estaban encantados con la gestión que hacía España", ha insistido.

Finalmente, Rajoy ha sentenciado que quien deja los españoles y a los de su propio partido con la boca abierta, es quien propone suprimir el Ministerio de Defensa, en referencia a unas recientes declaraciones de Sánchez.

"De fotos y ocurrencias no le voy a decir nada señor Sánchez, y desde luego quien deja con la boca abierta a los españoles es quien persigue a un comisario español y fracasa, porque al final el comisario español va a ser Miguel Arias Cañete. Yo sólo le digo una cosa, si usted tiene alguna idea para resolver el problema apórtela porque hasta ahora ha sido incapaz de aportarme una sola idea al conjunto de los españoles", ha sentenciado.

Más sobre: ÉbolaSuscrbeteSuscríbete