Rajoy afirma que en España no hay "impunidad" ante la corrupción

Descarga el fichero

En un acto con empresarios en Almería (Archivo)

Informativo mediodía

| 30.10.2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que en España no hay "impunidad" ante la corrupción, ya que, según ha dicho, "quien la hace la paga". En este sentido, ha afirmado que las instituciones funcionan como prueba el hecho de que estén "actuando" los tribunales, la Fiscalía, la Agencia Tributaria o la Intervención General del Estado.

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo ha admitido que hay que "actualizarse" y ser más "eficaz" ante las prácticas irregulares y por eso ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará este viernes nuevas plazas de jueces y el Estatuto del Consejo de la Transparencia.

En una rueda de prensa conjunta con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, de visita oficial en España, Rajoy ha negado que en España haya impunidad ante los corruptos. "La pregunta es: *Hay casos de corrupción? Si.*Hay impunidad? Afortunadamente ninguna. Quien la hace la paga", ha aseverado.

Según el presidente del Gobierno, es "malo" y "enormemente negativo" que se produzcan casos de corrupción, pero a los ciudadanos debe "reconfortarles" el hecho de que las instituciones funcionan. En cualquier caso, ha reconocido que hay que "perfeccionar las leyes" y dar más medios a la Justicia para que ese tipo de "acontecimientos" no se vuelvan a "repetir en el futuro".

En este punto, ha avanzado algunas medidas que aprobará este viernes el Consejo de Ministros, como la creación de 112 plazas de magistrados y 167 plazas de jueces de adscripción territorial. También se crearán dos plazas de magistrados para la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Igualmente, ha anunciado que el Ejecutivo aprobará el Estatuto del Consejo de la Transparencia y Buen Gobierno, que se encargará de velar por el cumplimiento de la Ley de Transparencia aprobada recientemente.

Rajoy ha señalado que esas medidas "no son extraordinarias" sino que estaban "previstas", pero se trata de "actualizarse" con el fin de "hacer las cosas bien". En su opinión, las normas actuales siguen siendo "útiles" pero hay que mantener permanentemente el "afán de mejora en las leyes, en los controles y en la selección del personal".