PP, PSOE y Ciudadanos insisten en pedir la dimisión de Celia Mayer

Descarga el fichero

La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer

Informativo mediodía

| 12.02.2016

Los tres grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, incluido el PSOE -que facilitó la investidura de Manuela Carmena- han reiterado su petición de dimisión a la concejal de Cultura y Deportes, Celia Mayer, por los fallos en la aplicación de la ley de memoria histórica.

"(El concejal) Guillermo Zapata estuvo a la altura de sus errores cometidos antes de estar incluso en una lista electoral. Guillermo Zapata le ha marcado el camino, sígalo", le ha pedido la socialista Mar Espinar durante su intervención en la comisión extraordinaria de Cultura en la que Mayer ha comparecido para dar explicaciones tras la retirada por error de una placa homenaje a ocho monjes carmelitas fusilados.

La comisión se celebra después de que la alcaldesa, Manuela Carmena, haya anunciado que Celia Mayer seguirá al frente del área de Cultura, donde se introducirán cambios estructurales y entrarán nuevas personas que refuercen la gestión de una delegada que, a juicio de la alcaldesa, ha cometido errores "muy lamentables".

En una dura intervención, la concejal socialista ha acusado a Mayer de haberse convertido en el "principal escollo" para aplicar una ley de memoria que buscaba "reparar el dolor" y no generar "revanchismo", y ha comparado su actuación en este asunto con una "pataleta de una niña inmadura que pretende incumplir las reglas solo para reafirmarse frente a sus amigas".

Celia Mayer, quien no ha asumido error alguno en ningún momento de su intervención ante el resto de grupos, ha calificado de insulto "machista" el comentario de Espinar y ha mostrado su sorpresa porque su partido "le haga el juego al PP" en el debate sobre memoria histórica "en contra de lo que piensan sus propios votantes".

Por parte del PP, la concejal Isabel Rosell ha denunciado la poca transparencia con la que ha actuado Mayer y ha dicho estar esperando a que le muestre los "informes" sobre los que se sustentan diversas acciones, entre ellas el "atentado" de quitar una placa a ocho carmelitas asesinados, además de pedir los contratos y denunciar su actuación "sectaria" al margen del Pleno. "Se lo ha puesto muy difícil a sus socios de Gobierno", ha ironizado la concejal popular.

Por su parte, la concejal de Ciudadanos Sofía Miranda ha recordado a la delegada que la cultura no es "ningún instrumento" para poner al servicio de una ideología, y ha lamentado haberse enterado "por la prensa" de que se comenzaban a quitar placas y monolitos.

CELIA MAYER: "NO CONSIDERO DIMITIR. TENGO EL APOYO DE LA ALCALDESA Y DE AHORA MADRID"

La delegada de Cultura y Deporte, Celia Mayer, ha declarado que no considera dimitir y que tiene el apoyo tanto de la alcaldesa, Manuela Carmena, como el del grupo municipal de Ahora Madrid. "No considero dimitir. Tengo el apoyo de la alcaldesa y del grupo municipal", ha declarado a la prensa tras su comparecencia en la comisión extraordinaria de Cultura, dedicada a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Mayer ha anunciado que están "revisando" cómo se va a aplicar la Ley de Memoria Histórica y que se hará con "el mayor consenso posible".

Tras las críticas de la oposición, que han coincidido en que la delegada no les ha dado explicaciones técnicas de lo ocurrido con la retirada de vestigios, la edil se ha defendido diciendo que ha dado explicación a todo lo que estaba en el texto de comparecencia, solicitada por el PP, y que ha añadido más datos.

Igualmente ha insistido en que no había contrato alguno firmado con la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y que las "conversaciones" iniciadas no han dado su fruto por los "problemas administrativos" de la cátedra con la UCM. El proceso de aplicación de la ley sigue adelante pensando en "incluir a otros actores". A algunos ya se les ha comunicado la invitación del Ayuntamiento y con otros están hablando. En todo caso se "hablará con los grupos políticos".

En cuanto al duro comunicado de Ganemos, la edil ha asegurado que no lo ha leído y ha recordado, a renglón seguido, que Ahora Madrid es una candidatura ciudadana "con distintas sensibilidades". "Hacemos política de otra manera, que incluye la crítica y la participación", ha apostillado.

Sobre lo acontecido en la última semana con el espectáculo de títeres, Mayer ha considerado que ha sido "desproporcionado el volumen mediático de esta cuestión, desde la detención hasta que saliera publicado en el 'Financial Times' y las declaraciones del ministro del Interior". Con la denuncia que interpuso el Ayuntamiento actuó "de manera responsable" para esclarecer los hechos, considera.

Por último, Celia Mayer ha definido como un "error grave" que lamenta la retirada de la placa a los frailes carmelitas fusilados. La delegada ya habló sobre el "error" con el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.