PP, PSOE y Ciudadanos critican los 'jurados vecinales' de Lavapiés

Descarga el fichero

Tapapiés 2015

Hoy en Madrid Matinal

| 20.07.2016

La portavoz del PP en Seguridad, Inmaculada Sanz, ha arremetido contra los "comisarios políticos" y la "creación de un entramado institucional de inspiración o lenguaje bolivariano o soviético sin encaje en el ordenamiento" jurídico español, en referencia a los supuestos jurados vecinales en Madrid, mientras que su hómologo en el PSOE, Ramón Silva, se ha desmarcado de "ese invento" de Ahora Madrid.

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha reiterado en la comisión del ramo que el Ayuntamiento "no está implementando jurados vecinales alternativos al sistema judicial" sino que se tienen que circunscribir a esquemas de trabajo que hablan de "tendencias" y "de determinadas buenas prácticas en contextos similares" para añadir, a renglón seguido, que la policía comunitaria es "incuestionable".

La portavoz de Ciudadanos en Seguridad, Ana María Domínguez, ha criticado igualmente que el Gobierno pretenda crear "una estructura paralela a la existente con un gestor del barrio nombrado por el Ayuntamiento, junto a una Mesa de Convivencia y jurados vecinales".

"Hubo quien dio a entender que se aprobó en el Pleno de Centro de enero pero es falso. Allí se aprobó instar al órgano competente a realizar un informe de mejora de la convivencia en Lavapiés y crear una Mesa de Convivencia. No se habló de jurados vecinales, que además necesitarían modificar el Código Penal", ha apostillado.

La edil del PP, por su parte, ha pedido que "paralicen la locura del proyecto de gobernanza comunitaria en Lavapiés". "Lavapiés necesita soluciones urgentes, no inventos bolivarianos", ha remachado.

Igualmente ha arremetido contra "los 3.000 euros por folios" abonados a una empresa de consultoría técnica por un plan que "tiene un padre, el delegado, una madre, la señora (Manuela) Carmena, y un padrino, (el concejal de Centro) Jorge García Castaño". El PP exige "dar marcha atrás en un proyecto que ya ha sido reprobado en Centro".

Javier Barbero ha contestado a la popular que decir lo de 3.000 euros el folio en el contrato de asistencia técnica cuando se trata en realidad de "seis meses de trabajo y personal" es un "simplismo" que no es más que "un insulto a la inteligencia".

El socialista Ramón Silva ha destacado que su partido "no tiene nada que ver con este documento". "No nos sentimos identificados sino frente a ese modelo", ha añadido antes de mostrar su respaldo al plan director de policía comunitaria. "Pero con este invento, en absoluto", ha zanjado.