Podcast íntegro con la segunda jornada del Debate de Investidura de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad

Descarga el fichero

Discurso de Cifuentes

Hoy en Madrid

| 24.06.2015

La Asamblea de Madrid ha elegido a Cristina Cifuentes como nueva presidenta autonómica tras la segunda y última jornada del pleno de investidura, en la que los grupos han debatido las propuestas de la candidata, que ha sido proclamada con los votos de PP y Ciudadanos. En la votación Cristina Cifuentes ha obtenido 65 votos a favor -la suma de PP y Ciudadanos- y 64 en contra -PSOE y Podemos-.

Ahora, la presidenta de la Asamblea lo comunicará al Rey y al Gobierno de la Nación a efectos de su nombramiento como presidenta de la Comunidad de Madrid. Tras el nombramiento, Cifuentes tomará previsiblemente el jueves posesión de su cargo ante la Mesa del parlamento y el viernes lo hará el nuevo Ejecutivo.

PONER LA HONESTIDAD EN PRIMERA LINEA DE LA VIDA POLÍTICA

Cristina Cifuentes, ha prometido "poner la honestidad en la primera línea de la vida política, entendida como respeto a las ideas del adversario, voluntad de servicio público, lealtad y erradicación de las descalificaciones personales".

En la intervención con la que ha cerrado el debate de investidura, la aun candidata popular ha pedido el respaldo de la cámara para un proyecto que ha asegurado que representa "el progreso, la libertad, el trabajo, la convivencia, la moderación, la solidaridad y el entendimiento".

En un discurso que ha puesto fin a un debate de cinco horas y media, Cifuentes ha defendido "la necesidad de hacer compatible un nuevo proyecto para la Comunidad de Madrid con una nueva forma de hacer política".

Ha abogado por "todo lo que significa el juego limpio parlamentario y la ética de la política" y ha dicho que esas actitudes "tienen que ser ejemplo para los ciudadanos de que no vale todo, de que no vale todo para llegar al gobierno y para mantenerse en él".

"Los ciudadanos -ha manifestado- nos quieren ambiciosos en la defensa de sus intereses pero no ambiciosos en la defensa de nuestros intereses, beligerantes contra las desigualdades sociales pero no contra quienes aportan visiones diferentes, nos quieren activos debatiendo sobre las inquietudes, las necesidades colectivas, no sobre la exclusiva visión interesada y siempre limitada de uno u otro partido".

En resumen, ha dicho: "los ciudadanos nos quieren permanentemente a su lado defendiendo sus intereses y entendiendo la política como una herramienta noble y al servicio de la sociedad".

Además, ha garantizado a los grupos de la oposición que en ella "van a tener a una persona siempre dispuesta a escucharles y a llegar a acuerdos". "La tarea es de tal magnitud -ha declarado-, las dificultades que sufren muchos madrileños son tan graves que seria un ejercicio de responsabilidad pensar que una puede hacer todo prescindiendo las aportaciones de todos los grupos políticos".

Cifuentes ha señalado además que no reconoce "una pretendida superioridad moral que otros grupos se atribuyen para afrontar todas las soluciones" y que "no va a hacer política de oídos sordos" pensando que está "en posesión de la verdad absoluta".

"Hay que buscar el punto de encuentro con dialogo y voluntad de considerar al contrario como alguien con quien se puede y se debe trabajar en beneficio de los ciudadanos", ha dicho. Por eso ha reiterado su ofrecimiento a "todos" los grupos para llegar a tres "grandes pactos de estabilidad" sobre regeneración democrática, educación y sanidad.

ESPERA SABER CONVERTIR EL PACTO DE INVESTIDURA EN UN PACTO DE LEGISLATURA

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha aseguradoque espera convertir el pacto de investidura que ha alcanzado con Ciudadanos en un acuerdo de legislatura "de facto" para que ambos partidos puedan "tomar decisiones conjuntas" en la región.

"Ni usted ni su grupo tienen que dudar ni por un solo momento que voy a llevar a cabo todos y cada uno de los puntos del acuerdo, no solo porque le he dado mi palabra, sino porque mejora y complementa mi programa de gobierno", ha dicho Cifuentes al portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, en la segunda y decisiva jornada del debate de investidura en la Asamblea de Madrid.

Cifuentes ha reconocido que hubiera preferido un acuerdo de legislatura con Ciudadanos e incluso que ofreció a este partido integrarse en las tareas de gobierno. No alcanzado este extremo, se ha declarado dispuesta a "ponérselo fácil" a Ciudadanos con el cumplimiento de su pacto de investidura: "El hecho de que yo sea investida no va a significar que el acuerdo quede en papel mojado", ha significado.

La candidata del PP ha afirmado que su proyecto de gobierno no es una "enmienda a la totalidad" a la etapa de Esperanza Aguirre e Ignacio González y se ha reafirmado en que se abre en la Comunidad de Madrid un "nuevo tiempo de la política que los ciudadanos quieren". Y ha cerrado su discurso apelando al diálogo y la voluntad de acuerdos de Gobierno y oposición porque gobernar "es pactar, dialogar y escuchar".

PSOE Y PODEMOS VOTARON EN CONTRA

El portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, votó en contra de la investidura de Cifuentes porque sería apoyar la investidura de las políticas que desde hace veinte años hace el PP de Madrid, que ha desaprobado tanto en el empleo, como en la educación, la sanidad, las políticas sociales.

El portavoz de Podemos, José Manuel López, ha asegurado que el acuerdo entre el PP y Ciudadanos (C's) le genera "cierta duda", ya que cree que ahora enseñan la "letra grande", mientras que "la letra pequeña" puede que se conozca en noviembre, tras las elecciones generales.

Desde Ciudadanos (C's), Ignacio Aguado ha confiado en la palabra de la popular Cristina Cifuentes para dar cumplimiento al acuerdo de investidura, pero le ha advertido de que no es "socio" del PP y de que apoyará medidas de interés para los madrileños "vengan de donde vengan".

AGUIRRE CONVENCIDA DE QUE CIFUENTES MARCARÁ UN NUEVO TIEMPO

Ya en los pasillos de la cámara, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha negado que Cifuentes intentara ayer romper con los gobiernos del PP anteriores en su discurso y se ha mostrado convencida de que su Gobierno "marcará un nuevo tiempo".

El presidente de la gestora que dirige el PSM, Rafael Simancas, ha advertido a Ciudadanos de que pagará en las próximas elecciones generales su previsible apoyo al PP en la investidura, que a su juicio "frustra las expectativas de cambio real" en Madrid.