Muere Ruiz Mateos a los 84 años de edad. Será enterrado en Rota, su localidad natal

Descarga el fichero

Los restos de José María Ruiz Mateos han sido exhumados hoy para realizarles una prueba de paternidad mediante el cotejo de su ADN con el de Adela Montes de Oca, quien dice ser hija suya, cumpliendo así una orden judicial. Los restos han sido trasladados esta mañana desde el columbario de la iglesia Nuestra Señora de la O de Rota (Cádiz) al cementerio municipal, donde los forenses extraerán las muestras necesarias para practicar las pruebas de ADN, según han informado fuentes municipales.

Informativo mediodía

| 07.09.2015

Jose María Ruiz-Mateos y ha fallecido a los 84 años de edad en un hospital del Puerto de Santa María (Cádiz), según han informado fuentes cercanas a la familia.

El fundador de Nueva Rumasa estaba ingresado en el centro hispitalario gaditano desde mediados de agosto cuando sufrió una caída en el Puerto de Santa María que le provocó una fráctura de cadera, cuya operación se complicó con una neumonía.

SERÁ ENTERRADO EN ROTA

Ruiz Mateos será enterrado este martes en Rota (Cádiz), su localidad natal, donde nació en 1931. Durante los últimos años, el patriarca de la familia Ruiz-Mateos ha visto deteriorada su salud. De hecho, el pasado 18 de junio, Ruiz-Mateos ingresaba en el hospital madrileño Gregorio Marañon de Madrid por un empeoramiento de su salud tras pasar su primera noche en la cárcel Soto del Real por una orden judicial.

Ocho días despues, el 26 de junio, el empresario jerezano fue puesto en libertad por resolución del juez ante el deterioro de su estado y los síntomas de Parkinson acreditados por un informe médico, según indicaba su abogado Marcos García-Montes.

La excarcelación se produjo en respuesta a una petición del equipo jurídico del abogado, que había recurrido el decreto de prisión y solicitado la suspensión de la pena ante la "enfermedad muy grave con padecimientos incurables" de su defendido. Según varios informes, presentaba un deterioro de su habilidad cognitiva y funcional. Ruiz-Mateos se casó en 1958 con María Teresa Rivero, con la que tuvo 13 hijos.

REACCIONES

Los presidentes de la patronal CEOE, Juan Rosell, y de la Cámara de Comercio de España, Jose Luis Bonet, han dado el pésame a la familia del empresario jerezano José María Ruiz-Mateos y han eludido hacer comentarios sobre su figura empresarial.

El presidente de la patronal española ha asegurado que "no es el momento de hacer balances sobre lo que ha sido y lo que no ha sido Ruiz-Mateos, sino de dar consuelo a la familia y que descanse en paz".

Por su parte, durante la rueda de prensa, el presidente de la Cámara de Comercio de España ha dicho que Ruiz-Mateos ha sido una "persona que tuvo un protagonismo muy importante en distintas fases de lo que todos hemos vivido". "En estos momentos hay que dejar que descanse en paz y dar el pésame a la familia y que aquí se quede" el asunto, ha dicho el también presidente de Freixenet.

El presidente del Grupo Villar Mir y OHL, Juan-Miguel Villar Mir, ha lamentado la muerte del empresario José María Ruiz-Mateos como la de cualquier ser humano y ha valorado negativamente la poca solvencia financiera que daba a las estructuras de las empresas que adquiría. Sin ser amigo suyo, y tras coincidir con él un par de veces, Villar Mir ha lamentado la muerte del patriarca del holding Rumasa.

El alcalde de Rota (Cádiz), Javier Ruiz Arana (PSOE), ha transmitido en nombre de la Corporación sus condolencias a la familia del empresario roteño José María Ruiz-Mateos, fallecido este lunes a los 84 años de edad en un hospital de la localidad gaditana de El Puerto de Santa María, donde ingresó el pasado mes de agosto con una fractura de cadera que se complicó con una neumonía.

El alcalde ha expresado sus condolencias a la familia del empresario, que recuerda que fue nombrado en 2006 Hijo Predilecto de la ciudad, donde hay una calle con su nombre.

Nacido en 1931, Ruiz Mateos protagonizó una vida de creación de imperios y tramas empresariales, disputas con la Justicia y una gran exposición mediática, que mucha veces alentó con disfraces y puestas en escena singulares, como patriarca de un clan familiar que se rompió en los últimos años de vida