Más efectivos policiales para luchar contra la ilegalidad que se produzca en la Cañada Real

Descarga el fichero

Cañada Real

Hoy en Madrid Matinal

| 06.04.2017

Los alcaldes de Madrid y Rivas Vaciamadrid, Manuela Carmena y Pedro del Cura, han firmado en la sede del Ayuntamiento de la capital un convenio para mejorar la eficacia de los cuerpos de policía de ambos municipios en la lucha contra la ilegalidad "urbanística y medioambiental" en la Cañada Real.

Este asentamiento, de 14,2 kilómetros de longitud y con una extensión de 107 hectáreas, discurre en su mayor parte por el municipio de Madrid, pero también implica a los ayuntamientos de Rivas Vaciamadrid y Coslada. En concreto, Madrid y Rivas Vaciamadrid comparten límites territoriales en los sectores 3, 4 y 5.

El convenio suscrito entre Carmena y Del Cura está enmarcado en el Pacto Regional por la Cañada, que está pendiente de ratificación en la Asamblea de Madrid, según ha informado hoy el Ayuntamiento de la capital en una nota de prensa.

La alcaldesa de Madrid ha puesto en valor su acuerdo con Rivas para actuar en asuntos que son "limítrofes" con la intención de que primero "actúe quien ve el problema" y después ya se analice "de quién es ese problema" para que no se dejen de resolver asuntos por el hecho de que competan al otro.

Por su parte, Pedro del Cura ha puesto en valor que las policías vayan a trabajar de forma coordinada por ejemplo para que los agentes de Rivas puedan actuar si ven a alguien en el límite de Madrid con un vertido peligroso y viceversa."Los efectivos van a ser mucho más eficaces", ha dicho el alcalde.

La intención es fomentar "un mejor y mayor intercambio de información entre ambos cuerpos y la acción conjunta frente a construcciones ilegales, vertidos o quemas de basura". "A partir de ahora se atenderán con mayor eficacia las tareas preventivas, de inspección y denuncia en materia de protección de la ordenación del territorio, medio ambiente y urbanismo", explican desde el Ayuntamiento de la capital.

Las mismas fuentes subrayan que el acuerdo coincide con una etapa de "estrecha colaboración" entre ambas administraciones locales y apuntan que es la tercera vez que Carmena y Del Cura se reúnen en un año, siempre con la Cañada Real entre las "cuestiones centrales".

El convenio fija la realización conjunta de campañas sobre promoción y protección de la salud pública, prevención de actos delictivos y control de la legalidad urbanística y medio ambiental. También se realizarán, de manera conjunta, actuaciones formativas en las materias citadas.