Madrid Calle 30 pagó desde 2007 hasta el año pasado un millón y medio de euros por un mantenimiento que cuesta 700 euros

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 25.05.2016

Madrid Calle 30 pagó desde 2007 hasta el pasado mes de diciembre un millón y medio de euros por el mantenimiento de una estación que cuesta 700 euros. Los datos los ha dado a conocer el actual equipo municipal quien ya estudia las vías legales para cortar lo que califican de sangría de dinero público.

Según explica el gobierno municipal, según el contrato en vigor firmado en el año 2005 entre Madrid Calle 30 y EMESA, esa red debería estar integrada por 10 estaciones meteorólógicas, pero la realidad es que tan sólo hay instalada una, que desde que entró en funcionamiento ha supuesto un coste de 1 millón 557 mil euros. Sólo el año pasado su mantenimiento supuso cerca de 200 mil euros, es decir 272 veces más que el coste del aparato que ronda los 700 euros.

Pero atención, el contrato en teoría finaliza en el año 2040, por lo que de seguir adelante supondrá hasta ese año un coste total de más de 6 millones y medio de euros, por mantener sólo una estación meteorológica.

Por si fuera poco, el ayuntamiento advierte de que los costes de mantenimiento podrían estar siendo pagados por partida doble, ya que los costes figuran en ese contrato original del año 2005 y en otro adicional de 2007. Unos datos que ponen bajo sospecha la gestión que los anteriores gobiernos han realizado de Madrid Calle 30.