Los tres expresidentes de Madrid debaten la reforma de la ley electoral

Descarga el fichero

González con los expresidentes esta mañana.

Informativo mediodía

| 16.10.2013

presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha destacado este miércoles que la reforma de la Ley Electoral responde a "una demanda ciudadana" y ha pedido a la oposición en la Asamblea que reflexione para que salga adelante, criticando que no estén por la labor de "un sistema más cercano y alejado a las estructuras rígidas de los partidos.

Así lo ha señalado González tras recibir a los expresidentes de la Comunidad de Madrid por su comparecencia en la comisión que estudia una posible reforma de la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado que, por un lado, esta propuesta persigue reducir la dimensión de la Asamblea, algo que ha considerado oportuno al producirse en todos los parlamentos autonómicos.

"La Comunidad empezó con un número de parlamentarios inferior a 100 y ahora estamos en 129. Y parece razonable no solo que se tope ese crecimiento, sino que se ajuste a las demandas actuales. Por eso, reducir a la mitad, a 65. Esto garantiza la representatividad de todos los partidos", ha dicho.

"La segunda va en la línea de las demandas ciudadanas de conseguir una mayor transparencia y acercar a los representantes a los ciudadanos a través de circunscripciones y se elija a representantes con votación directa para que los candidatos en contacto con su electorado", ha agregado.

Tras ello, González ha criticado que "desgraciadamente" la oposición de izuqierdas no haya querido apoyarlo. "Es una demanda ciudadana. El objetivo es mejorar el sistema y ajustarlo a demandas actuales. Espero y deseo que la oposición reflexione porque necesitamos mayoría cualificada en la Cámara", ha agregado.

"Necesitamos al menos dos de los partidos restantes. La oposición tiene que explicar por qué no quieren. Parecen que no están por la labor a un sistema más cercado y alejado a estructuras rígidas. Están más a favor de defender a los aparatos y poner más puestos para garantizarse la permanencia", ha concluido.

AGUIRRE

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado que para nadie es desconocido que a ella le gusta el sistema electoral británico y a este respecto ha señalado que a ella le gusta que "cada ciudadano conozca de nombre y cara a sus representante del parlamento".

"Para nadie es un secreto que yo tengo un a gran admiración por el sistema electoral británico. A mi me gusta que cada ciudadano conozca de nombre y cara a sus representantes del Parlamento", ha afirmado Aguirre en la comisión de estudio de la posible reforma electoral de la Comunidad de Madrid que se ha celebrado este miércoles en la Asamblea de Madrid.

Allí ha insistido en que lo que a ella le gusta es que "los diputados pasen el fin de semana empapándose de los problemas de sus vecinos", pero ha añadido que "para que ese sistema funcione bien son necesarios unos cuantos siglos de rodaje democrático" que no tiene España.

"Entre el sistema británico y el actual sistema español hay una distancia que me gustaría que se pudiera acortar", ha destacado la expresidenta, quien ha explicado que proponer una lista de 111 nombres, como le sucedió a ella al llegar a la Asamblea en 2003, le parece algo a "lo que había que poner remedio" porque ella, que encabezaba la lista no conocía ni siquiera a los integrantes de la lista que lideraba.

A su juicio, "la ley electoral vigente sirve a esa hipertrofia del poder de los partidos". Y es que ha señalado que las causas de la "desafección" de los ciudadanos y sus representantes son la corrupción, el funcionamiento de los partidos políticos y la ley electoral.

"Es la hora de que todos aparquemos nuestras diferencias partidistas como se hizo en la Transición. Es la hora de la política con mayúsculas, la hora de recuperar la confianza en nuestra nación", ha remarcado para hacer una defensa de la reforma que propone el Grupo Popular al estilo del sistema electoral alemán, en el que una parte de los parlamentarios son elegidos directamente por los ciudadanos.

Además, ha defendido que "la mejor prueba" de que el sistema alemán no es un sistema hecho "a la medida" es que lo han apoyado socialistas como Alfredo Pérez Rubalcaba o Diego López Garrido.

RUIZ-GALLARDÓN

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha mostrado este miércoles a favor de "una enmienda a la totalidad" al sistema de partidos políticos al considerar que hay que "profundizar en una posible reforma" y ha abogado por crear "un nuevo contrato político" para corregir el desapego de los ciudadanos hacia las instituciones, ya que "el distanciamiento es una realidad".

Gallardón ha dicho que está a favor de las listas abiertas. "Esto es una condición necesaria, pero no suficiente", ha señalado.

Tras mostrar su emoción por volver a "esta casa", donde pasó 16 años y medio de su vida, Gallardón ha señalado que entiende que esta comisión es más "una cuestión técnica puramente electoral" para buscar más que una corrección, "un remedio a la erosión de las instituciones democráticas".

"El distanciamiento es una realidad. Esto es algo que afecta a las instituciones gobernadas por el PP, el PSOE , IU o UPyD. Es un problema de todos y tenemos que dar una respuesta", ha destacado y ha subrayado que "el mecanismo electoral es extraordinariamente importante para acabar con el distanciamiento y limitar esa erosión".

"Es oportuno que se intente construir un nuevo contrato político y nuevas fórmulas de encuentro para no se produzca esa distancia, con dos peligros como es la erosión de las instituciones y el crecimiento del populismo, con las formulas mágicas en las que se pretende que desaparezca la figura del representante", ha señalado. "Hay que poner mecanismos para conseguir ese nuevo contrato político", ha dicho.

En esta línea, ha propuesto "una enmienda a la totalidad de algo consustancial como es el sistema de partidos políticos". "Hay que profundizar una reforma, pero conscientes de que los partidos son instrumentos imprescindibles", ha subrayado y ha agregado que es "una maquinaria electoral que se activa cuando se convocan elecciones y desaparece en el desarrollo de los gobiernos cuando son sustituidos por acción en las cámaras".

Acto seguido, ha reconocido que los partidos políticos tienen actualmente un déficit de deficiencia en el funcionamiento interno y externo. "Hay que avanzar para que los ciudadanos se encuentren representados en las instituciones y en los partidos", ha añadido.

Además ha considerado que si se limitan los candidatos a presentarse en primarias a militantes, no se conseguirá el objetivo de abrir los partidos a la sociedad.

LEGUINA

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, ha defendido que los actuales "males" de la política no residen en la ley electoral, sino en los partidos y en su organización, por lo que ha abogado por una nueva ley de partidos que establezca reglas de obligado cumplimiento para todos ellos.

En un discurso que ha abierto con la ironía de que era la primera vez que hablaba de política, Leguina ha indicado que no cree que pueda existir una ley electoral que satisfaga a todos.

Ha indicado que los sistemas electorales deben garantizar dos aspectos, la "representatividad" de los electos y la estabilidad de los gobiernos.

Tras resumir las características de la ley electoral nacional, un sistema proporcional corregido con circunscripciones provinciales que marca que un diputado cuesta muchos más votos en Madrid que en Soria y que al tercer o al cuarto partido nacional le "cuestan" mucho más que a los dos primeros, ha especificado que estas dos distorsiones "no se dan" al aplicar esa ley en la Comunidad de Madrid, con una sola provincia.

Por ello, se ha preguntado que en Madrid la cuestión es si se ganaría mucho rebajando la barrera del 5% para entrar en la Asamblea.

"No lo sé contestar, pero la estabilidad gubernamental no mejoraría bajando esa barrera", ha contestado.