Los consejeros de Caja Madrid no se privaron de nada con las tarjetas 'opacas'

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 10.10.2014

No se privaron de nada. Blesa por ejemplo en el desglose de gastos tiene importes de más de 10.000 euros en vino y cava. Caldos de lujo en su cuenta donde además aparece un safari en Africa que costó 9.000, relojes, ropa de marcas muy caras o restaurantes de lujo.

Al año, el que fuera presidente de la entidad financiera, se gastaba 54.600 euros. Según el informe, Rodríguez-Ponga, ex Secretario de Estado de Hacienda con el PP y consejero de la caja, realizó varios cargos consecutivos en las Navidades de 2008 por valor de 25.000 en Viajes El Corte Inglés. Al ejercicio siguiente, también en Navidad, hizo otros cargos por 15.000 euros.

En total, gastó 255.400 euros. Rato gastó también en viajes, hoteles y restaurantes. Otros, hicieron más uso en los cajeros. Sacaban efectivo para no dejar rastro electrónico de los gastos. José Antonio Moral Santín, expulsado de IU, sacó en efectivo 365.000 euros. Santin y otros 4 consejeros más al margen de la cupula directiva eran los únicos que disponían de PIN en la tarjeta y además los únicos que podían influir a la hora de nombrar nuevos consejeros.

Además los más de 300 miembros de la asamblea general de Caja Madrid en el ultimo mandato de Blesa recibían un regalo por cada reunión a la que asistían. Cámaras de foto digitales, pequeños ordenadores, televisores o teléfonos móviles fueron algunos de los obsequios que se entregaban 2 veces al año. Entre los que se beneficiaron de estos regalos se encuentra el actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que formó parte de esa asamblea durante seis años -desde 2004 a 2009-, en representación del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Madrid.