Los coches vuelven a la Gran vía, Atocha y Mayor este lunes

Descarga el fichero

El Ayuntamiento de Madrid, convencido de la necesidad de ofrecer más espacio a los peatones en la concurrida temporada de Navidad, ha decidido cerrar la Gran Vía y otras calles del centro de Madrid a la circulación de coches, motos y vehículos de carga en varias fechas entre este jueves y el 8 de enero.

Hoy en Madrid Matinal

| 09.01.2017

La Gran Vía dejará este lunes de ser peatonal y todos los vehículos, sin excepción, podrán circular por ella tras caducar el decreto de medidas especiales al tráfico por Navidad. Los cortes de tráfico, que comenzaron el 2 de diciembre con algunas intermitencias, restringían la circulación regular y tan sólo permitían el paso a taxis, autobuses, residentes y otras excepciones.

Lo mismo ocurrirá con las calles de Atocha y Mayor, a las que también afectaba el decreto firmado por la delegada de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, y que mantiene la Gran Vía cortada a la mayoría de los coches desde el 23 de diciembre de manera continua.

Desde entonces, los carriles exteriores de Gran Vía actúan como zona peatonal para que los viandantes "ganen espacio" y evitar "atascos peatonales" durante las navidades, época en la que esta calle se satura de personas con motivo de las compras.

Para controlar el acceso a las calles restringidas se implantaron ocho controles de Policía Municipal y agentes de Movilidad, instalados en plaza de España, plaza de cibeles, plaza de la Independencia y otros puntos de entrada a la Gran Vía.

Quienes han podido circular estos días son los residentes o titulares de plazas de aparcamiento dentro del perímetro de restricción, los que salieran de un garaje situado en la zona o se dirigiesen a él, las personas con movilidad reducida, taxis, motos y bicicletas, autobuses y servicios de emergencia.