Los alergólogos dicen que casos como el del niño de Madrid son "evitables"

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 08.05.2014

Entrevista a Luis Echeverría, vicepresidente de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica.

Casos como el del niño alérgico fallecido en Móstoles (Madrid) por shock anafiláctico pueden ser "evitables", según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap).

El pequeño, de seis años, que se encontraba en una granja escuela en la localidad madrileña de Villanueva de Perales, ingirió un yogur que presuntamente le causó la muerte.

Los niños diagnosticados con alergias alimentarias graves "deben llevar siempre dos auto-inyectores de adrenalina", advierte en un comunicado el doctor Luis Echeverría, vicepresidente del congreso de Seicap, que se está celebrando en Madrid.

"Los pediatras alergólogos tenemos la función de detectar estos niños de posible riesgo para instaurar las medidas preventivas posibles, educar y entrenar a estos niños y a sus familias en el tratamiento con adrenalina, que es la única terapia que puede generalmente controlar una reacción anafiláctica grave cuando se administra de forma precoz", señala.

Además, "es necesaria una adecuada formación de los profesionales que tienen relación con los niños en el reconocimiento y manejo de las posibles reacciones alérgicas, ya que las reacciones anafilácticas pueden producirse inesperadamente y en cualquier medio cuando se produce una transgresión dietética".

Más sobre: alergiaSuscrbeteSuscríbete