La situación de precariedad obliga a muchas familias a volver a la bombona de butano

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 20.02.2015

Muchas familias se han visto obligadas a tomar medidas para recortar gastos debido a la coyuntura económica.

La pobreza energética ha llevado a no pocos hogares a renunciar a la calefacción y en muchos han decidido volver al gas butano para controlar el consumo.

Uno de los aspectos más "preocupantes" de esta tendencia es el alto porcentaje de riesgo de accidente doméstico que conlleva esta transición si se hace de manera ilegal.