La selectividad se despide con más alumnos e incertidumbre ante la reválida

Descarga el fichero

Selectividad

Informativo mediodía

| 13.09.2016

La última selectividad ha comenzado en las universidades de Madrid con "un ligero repunte" en el número de matriculados, 6.685 alumnos, y ahora se abre una etapa de "incertidumbre" ante la nueva reválida al final de Bachillerato, cuya nota ordenará a los estudiantes para su ingreso en la universidad.

"Lamentablemente perdemos una prueba que funciona", ha dicho hoy el vicerrector de Estudiantes de la Universidad Complutense, Julio Contreras, para quien la selectividad ha venido cumpliendo durante 41 años "los principios de equidad, igualdad de derechos, no discriminación" a la hora de ordenar a los estudiantes para su ingreso en la universidad.

Sin embargo, ha transmitido "tranquilidad a las familias, sobre todo a los estudiantes que han iniciado segundo de bachillerato, de que las universidades velarán para que el nuevo proceso cumpla con los requisitos que tenía la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU)", más conocida como selectividad.

Se abre ahora un "periodo de incertidumbre, aunque en Madrid ya se están celebrando varias reuniones, y tanto la Comunidad como las universidades están expectantes", tras dos años esperando el decreto de la Lomce, que se publicó a finales de julio y que supone el acta de defunción de la PAU, ha dicho en la Facultad de Farmacia de la Complutense.

"Estamos ya a cumplir una ley orgánica, la Lomce, de obligado cumplimiento", los responsables de las CCAA harán su parte, y las universidades "estamos a disposición de la Comunidad de Madrid, esperando a que nos digan cómo será el proceso", según Contreras para quien la demora en publicar el decreto les obliga ahora "a correr", porque ya no queda tiempo.

Hasta ahora las universidades habían "liderado el proceso de acceso pero ahora pasan a ser agentes al servicio de quienes lo organicen, ya no es competencia suya organizar la evaluación final de bachillerato", y las universidades se ocuparán de la admisión, una vez que se celebren estas pruebas que están aún por definir.

"No sabemos si van a contar con las universidades para celebrarla o si se celebrará en los centros de Secundaria; no sabemos quién ni cómo se va a elaborar esta prueba final de bachillerato, entendemos que será algo similar a una prueba de nivel, lo cual sería algo equivalente a la PAU, pero desde la universidad estamos a la espera de que nos digan cómo va a ser".