La promesa de Puigdemont en manos de la Abogacía del Estado

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 14.01.2016

El Gobierno está muy pendiente de todos los pasos que se están dando en Cataluña. Ayer el nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puchdemont tomo posesión de su cargo sin prometer fidelidad al Rey, ni a la Constitución.

La Abogacía del Estado estudia si esta toma de posesión es legal. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aseguró que "los servicios jurídicos del Gobierno harán un informe y, a la vista del informe, tomaremos las decisiones que nos parezcan ajustadas a la legalidad vigente y a los intereses de todos los españoles", indicó Rajoy.

El jefe del Ejecutivo en funciones insistió, como ha hecho en los últimos días, en que no va "a dejar pasar ni una" en el cumplimiento de la legalidad. El protagonista de la polémica ha tenido su primer acto oficial. El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha recibido en el Palau de la Generalitat al alcalde de Artesa de Lleida (Lleida), Pere Puigrós, en su primer acto oficial tras la toma de posesión del cargo.

El nuevo presidente de la Generalitat, no ha efectuado declaraciones a los medios de comunicación. Quién si lo ha hecho ha sido el alcalde de Artesa de Lleida, Pere Puiggrós (CDC), que ha afirmado que "el presidente me parece una persona cercana y preocupada por las necesidades del país y con las ganas de trabajar propias del que comienza".

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha afirmado que la fórmula escogida por Carles Puigdemont para prometer el cargo de nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña fue "legal y absolutamente democrática y legítima".

Junqueras, que también ha sido preguntado por el hecho de que la Abogacía del Estado estudie la fórmula utilizada por el nuevo presidente de la Generalitat por si el no haber acatado la Constitución fuera merecedor de alguna acción por parte de los servicios jurídicos.

En tono irónico, el presidente de ERC y futuro vicepresidente catalán se ha limitado a decir de forma reiterada que le parece "muy bien" la actuación de la Abogacía del Estado, pues debe hacer "las valoraciones que crea oportunas".

Sociedad Civil Catalana (SCC) ha calificado la fórmula utilizada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en su toma de posesión como "insumisión clara a la Constitución y al Estatut" por no haber expresado lealtad al Rey ni a la Carta Magna.

En un comunicado de este miércoles, ha reclamado al Estado que garantice el respeto a la legalidad y ha pedido a los partidos que "confirmen su compromiso irrenunciable con los principios constitucionales".

Por el contrario, el lehendakari, Iñigo Urkullu, cree que la "vocación de respeto, diálogo y acuerdo con los poderes del Estado" del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "se mantendrá, más allá de las formas de proclamación". Además, ha puntualizado que, pese a "su promesa para con el pueblo", es también "un representante ordinario del Estado en Cataluña".