La Policía Municipal cuenta ya con 15 nuevas motos de alta cilindrada para servicio de escoltas y vigilancia de M-30

Descarga el fichero

Las nuevas motos (Archivo)

Informativo mediodía

| 20.10.2014

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha presentado las 15 nuevas motos de alta cilindrada destinadas al servicio de escolta de comitivas y a la vigilancia en la M-30.

Son vehículos de nueva generación que incorporan los sistemas tecnológicos de seguridad más avanzados y que responden a la decisión del Gobierno municipal de modernizar el parque automovilístico del cuerpo policial madrileño.

La presentación ha tenido lugar en la sede de la Unidad Especial de Tráfico, unidad encargada de velar por la seguridad en la red viaria de la ciudad; de supervisar el transporte de mercancías y de personas, así como de la protección de la seguridad vial de personalidades.

Estas motos, adquiridas a través de renting, se suman a los 358 nuevos vehículos presentados en junio e incorporados por el mismo sistema, que mejoraban notablemente las prestaciones de los anteriores. "Los vehículos utilizados por la Policía Municipal son más que un medio de transporte. Suponen uno de los elementos fundamentales para poder cumplir su misión. De ahí que resulte fundamental este compromiso de renovación constante", ha subrayado Ana Botella.

Ese compromiso de renovación, como adelantó la alcaldesa, se traducirá en 2015 en otros 135 nuevos vehículos patrulla. A través de esta modalidad contractual se sustituirán también 20 furgones (10 de atención al ciudadano, 9 de investigación de accidentes y 1 de pesaje de transportes pesados), y 220 motos de distintas cilindradas, todos actualmente de propiedad municipal.