La Policía detiene en Madrid a tres importantes aluniceros

Descarga el fichero

Alunizaje en Alcalá

Informativo mediodía

| 19.10.2015

La Policía ha detenido en Madrid a tres tres hombres especializados en alunizajes como presuntos autores de 29 robos, entre ellos dos en la conocida "Milla de Oro" de la capital, tras una persecución en la que ocasionaron lesiones a seis agentes.

Según informa la Policía, los arrestados utilizaban coches robados de gran cilindrada, a los que "doblaban" las placas de matrícula y no dudaban en arremeter con ellos contra los agentes si eran sorprendidos, como ocurrió cuando fueron detenidos.

Los hechos ocurrieron a principios del mes de octubre, cuando agentes de la Brigada Provincial de Madrid que se encontraban realizando labores de prevención por el barrio madrileño de Hortaleza observaron como un conocido "alunicero" conducía un automóvil de gran cilindrada. A este coche le seguía una furgoneta conducida por otra persona con antecedentes también por delitos contra el patrimonio.

Uno de ellos se bajó del vehículo y cuando se percató de la presencia policial comenzó la huida, mientras que el otro embistió con un todoterreno al vehículo policial que le había cortado el paso. Como consecuencia de esos golpes y de la fuerte resistencia ofrecida en su detención, resultaron heridos seis policías, alguno de ellos de gravedad al sufrir varios traumatismos, según detalla la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Dos de los presuntos delincuentes fueron detenidos en ese momento y en días posteriores fue identificado y arrestado otro miembro de la misma banda. Tras realizar las gestiones pertinentes, los investigadores pudieron comprobar que los vehículos intervenidos habían participado en diferentes delitos sucedidos por toda la capital y en los que estaban implicados los arrestados.

Habían realizado además sustracciones de vehículos y de placas de matrículas y están relacionados con otros delitos como falsificaciones, impagos de combustible y otros contra la seguridad vial. La policía ha intervenido cuatro vehículos, tres de ellos alta gama, varios juegos de placas de matrículas, dos inhibidores de frecuencia y un juego de llaves magnéticas para la apertura de garajes, entre otros efectos.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía de Madrid, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.