La Policía asesta un duro golpe a la banda latina Dominican Don't Play. Siete detenidos

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 18.03.2016

Tras una compleja investigación la policía ha logrado detener a siete miembros de la banda latina Dominican Don't Play. Se trata de cinco menores y dos mayores de edad que participaron el pasado 5 de marzo en una pelea con miembros de otra banda rival en pleno centro de Madrid.

Una reyerta, que recordemos, acabó con la muerte de un menor de 15 años. Entre los arrestados se encuentra el autor material del homicidio, un joven dominicano de 17 años que ha sido detenido en Santander. La Policía continúa identificando a más personas relacionadas con esta reyerta y no descarta más detenciones. Por el momento, el juez ha ordenado prisión para los dos mayores de edad arrestados, mientras que los menores han pasado a disposición de la Fiscalía.

La operación arrancó el lunes con la detención de una persona, a la que se considera autora de un delito de homicidio en grado de tentativa por herir gravemente a un joven de 20 años. El martes se desarrolló ya la segunda fase de la operación, con el arresto del autor de la puñalada que acabó con la vida de un chaval de 15 años en Sol. Es dominicano, tiene 17 años y fue detenido en Santander, donde se había refugiado con familiares.

Además, fueron detenidas en la capital otras 5 personas, en total 7. Todas ellas tenián antecedentes y son miembros de los Dominican Don´t Play. Ricardo Gabaldón es el inspector jefe de la sección de bandas latinas de la policía de Madrid:

La investigación ha confirmado que los agredidos eran miembros de los Trinitarios, aunque a los investigadores no les consta que el menor fallecido perteneciera a alguna banda latina. También se confirma que no se citaron para enfrentarse. Fue un encuentro casual en la estación de sol entre 20 chavales de los Dominican Don´t Play y un pequeño grupo de los Trinitarios.

La pelea se inició en el vestíbulo del intercambiador, y concluyó en la superficie con el apuñalamiento mortal en la calle Galbo y otra agresión entre Sol y Montera. La Policía sigue trabajando para localizar y detener al resto de los participantes en la reyerta. Tras lo ocurrido en Sol, la Policía Nacional mantiene reforzada la vigilancia en determinadas zonas de Madrid para evitar algún incidente de revancha.