La Ley de Seguridad Ciudadana endurecerá la respuesta a escraches, el "acoso al Congreso" o piquetes violentos

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 01.01.1970

El Ministerio del Interior pretende que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana endurezca la respuesta a fenómenos como los escraches, las protestas no autorizadas y concentraciones frente a instituciones del Estado como el Congreso, así como los piquetes informativos violentos durante las huelgas o la quema de contenedores que se están produciendo actualmente durante el paro indefinido de barrenderos en Madrid.

Así se ha explicado en el Congreso de los Diputados el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien se ha referido a casos concretos como estos y que estarán contemplados dentro del Anteproyecto de Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana que presentará próximamente en el Consejo de Ministros con la idea de que llegue a la Cámara Baja antes de que acabe el año.

El ministro ha argumentado esta modificación legislativa recordando que la ley de Seguridad Ciudadana actual está vigente desde febrero de 1992. En ese sentido, ha explicado que hay conductas que no estaban contempladas y ahora pasarán a estar mejor tipificadas.