La Comunidad analiza si entierros musulmanes se pueden ajustar a salud mortuoria

Descarga el fichero

Un grupo de hombres musulmanes rezando

Informativo mediodía

| 15.03.2016

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está estudiando, a petición del Ayuntamiento de la capital, si la forma de enterrar los cadáveres bajo el rito musulmán cumple los preceptos de la Ley de Salud Mortuoria de la región.

Así lo ha dicho el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Ejecutivo regional, Ángel Garrido, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, preguntado sobre la decisión que está estudiando el Ayuntamiento de Madrid de destinar 9.500 metros cuadrados del Cementerio Sur para las inhumaciones de la comunidad musulmana.

Garrido ha expresado su respeto por esta decisión, recordando que la ordenación de los cementerios es competencia municipal, y ha indicado que a la Comunidad sólo le afecta aquellas cuestiones que puedan tener repercusión en la Ley de Sanidad Mortuoria. Y en este caso las inhumaciones musulmanas se realizan sin ataúd, algo que el Reglamento de Sanidad Mortuoria prohíbe.

Según Garrido, la Consejería de Sanidad está estudiando esta cuestión, "a petición del Ayuntamiento", y "en breve" emitirá un informe al respecto. El Ayuntamiento de Madrid está estudiando si destinar terreno de los cementerios a enterramientos bajo el rito musulmán para responder a una petición que desde hace tiempo plantea esta comunidad religiosa.

Fuentes municipales han explicado a Efe que desde hace varios meses hay conversaciones con representantes de la comunidad musulmana en Madrid, y se ha llegado a un "preacuerdo" que permitiría destinar parte de terreno a los enterramientos de esta religión.

La inhumación sin ataúd no es la única característica del rito musulmán, que incluye otras condiciones como una determinada orientación de las sepulturas, mirando hacia La Meca. Para ello, el Ayuntamiento estudia utilizar parte de los terrenos del Cementerio Sur, aunque no descarta que se dediquen metros cuadrados de otros cementerios de la capital, en función de la demanda prevista. Con todo, este preacuerdo no se ejecutará hasta que la Empresa Mixta de Servicios Funerarios vuelva a ser 100 % pública, algo que está previsto que se produzca a finales de este año.