Juana Rivas tenrá que entregar a sus hijos

Descarga el fichero

Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que incumplió hace más de un mes la orden dada por un juez de dejar a sus dos hijos de 3 y 11 años a su expareja, Francesco Arcuri, ha entregado hoy los menores a la Guardia Civil. Rivas, que fue detenida el pasado martes y puesta en libertad provisional, ha llevado a sus dos hijos a la Guardia Civil, horas antes del momento fijado esta tarde en el Punto de Encuentro Familiar de la Junta por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

Informativo mediodía

| 17.08.2017

Juana Rivas y el padre de los niños, Francesco Arcuri, están citados por petición del progenitor, que solicitó antes de que esta vecina de Maracena (Granada) incumpliera la orden de entregarle a los hijos que un juez acordara medidas de protección para los niños, de tres y once años, según han precisado las mismas fuentes.

Arcuri pidió medidas de protección "extraordinarias y urgentes", lo que motivó la citación prevista para el próximo lunes y que se mantiene, aunque se podría modificar o anular si esta madre es detenida o se persona en dependencias policiales o judiciales antes del próximo lunes.

La comparecencia se fijó antes de la prevista para el pasado 8 de agosto en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la vía penal de la causa, y a la que no acudió Juana Rivas, lo que motivó el auto del juez instructor que decretó la orden vigente de detención y presentación en sede judicial contra ella.

Los letrados y asesores de Juana Rivas anunciaron ayer que recurrirán al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para pedir amparo para los niños, una nueva vía tras agotarse las de la jurisdicción española después de que el Tribunal Constitucional (TC) desestimara ayer amparar a esta madre por haber presentado su solicitud de forma extemporánea.