Juana Rivas explica en una carta la "pesadilla de terror" que está viviendo

Descarga el fichero

Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que incumplió hace más de un mes la orden dada por un juez de dejar a sus dos hijos de 3 y 11 años a su expareja, Francesco Arcuri, ha entregado hoy los menores a la Guardia Civil. Rivas, que fue detenida el pasado martes y puesta en libertad provisional, ha llevado a sus dos hijos a la Guardia Civil, horas antes del momento fijado esta tarde en el Punto de Encuentro Familiar de la Junta por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

Hoy en Madrid Matinal

| 16.08.2017

Juana Rivas, la mujer que permanece ilocalizable desde que el pasado 26 de julio incumplió la orden de entregar a sus hijos al padre, ha escrito una carta en la que considera que no es un rapto huir para proteger a los menores y en la que narra la "pesadilla de terror" que vive con ellos.

"Soy esa Juana Rivas Gómez a la que tanta gente está juzgando", comienza la misiva a la que ha tenido acceso Efe y con la que esta vecina de Maracena (Granada), contra la que pesa una orden de búsqueda y detención, expone su situación.

Cuenta que afronta junto a sus hijos una "auténtica pesadilla de terror" y recuerda, como se contó en la concentración organizada en su apoyo en Granada, que aunque está huida no siente que esté haciendo "nada malo".