Entrevista a Juan Ignacio Crespo, analista económico

Descarga el fichero

Hoy en Madrid

| 20.06.2016

Entrevista a Juan Ignacio Crespo, analista económico. Autor del libro ¿Por qué en 2017 volveremos a entrar en recesión? Un análisis de los datos que auguran una nueva recesión y cuándo saldremos de ella. Este libro combina pronósticos y reflexiones, pero también es un balance de previsiones antiguas. Para ello el reputado analista financiero Juan Ignacio Crespo habla de pasado, presente y futuro.

En la primera parte repasa las predicciones que hizo para economías y mercados en libros anteriores con su método, el chartismo histórico. En el presente analiza la desaceleración de la economía en China y su impacto sobre el precio del petróleo y demás materias primas, así como sobre unas economías emergentes que se debilitan por la subida de tipos de interés en Estados Unidos y por la apreciación del dólar.

En el capítulo dedicado al futuro hace nuevas predicciones para Bolsa, oro, divisas… y extrae las consecuencias de los tipos de interés negativos de los bancos centrales: expropiación silenciosa del ahorro y capitalismo de Estado. Y habla, principalmente, de la próxima recesión y de lo que seguramente la desencadenará.

Se cumplen dos condiciones para este escenario: el desplome de las materias primas y la caída de los beneficios empresariales. Según Juan Ignacio Crespo, analista económico, es "tarde para preservar el capital y pronto para asumir demasiados riesgos" en los mercados.

"Si se observan los gráficos desde 1950 "cada vez que se producen caídas de las materias primas les sigue una recesión, aunque no es necesaria porque también ha habido recesiones sin esta caída" explica Crespo. La condición necesaria pero no suficiente llega del lado empresarial con una caída de los beneficios de las empresas estadounidenses del 5,3%. Crespo sostiene que "cada vez que ha ocurrido esto, ha habido recesión".

Otro de los fantasmas que apunta es la fuga de capitales de China que alcanza el 1,5 billón de dólares en el último año. "La presión devaluatoria del yuan es brutal y esto va a poner patas arriba las finanzas mundiales", advierte al tiempo que vaticina una crisis del mercado cambiario a raíz de la inclusión del yuan en la cesta de divisas de EEUU.