Entrevista a Juan Antonio Sanz Vicente, teniente de alcalde Campo Real

Descarga el fichero

Entrevista a Juan Antonio Sanz Vicente, teniente de alcalde de Campo Real

Hoy en Madrid

| 10.02.2017

Entrevista a Juan Antonio Sanz Vicente, teniente de alcalde de Campo Real. A 33 kilómetros de la capital encontramos un municipio que conocemos muy bien a través de sus alimentos. ¿Quién no ha probado alguna vez las aceitunas o el queso de Campo Real? Descubrimos eso sí el resto de encantos del municipio que pasan por ejemplo por un museo de alfarería.

HISTORIA

Campo Real, como lugar habitado, tiene un antiguo origen. Así lo demuestra el hallazgo, cerca de su actual casco urbano, de hachas neolíticas de piedra. El origen de su nombre aparece unido a la tradición ancestral, y es que nunca ha dejado de ser Campo. El primer nombre que recibió fue el de Aldea del Campo, a mediados del siglo X.

Durante la ocupación islámica, de la que aún quedan vestigios, se llamó Campo de Almoacid, hasta el año 1047, cuando fue liberada por Fernando I el Grande, primer rey de Castilla. Aunque no duró mucho la conquista, pues en 1048, volvió a caer en manos musulmanas, para ser reconquistada definitivamente en 1118 por el Arzobispo de Toledo. El nombre definitivo de Campo Real lo recibió en 1580, de manos de Felipe II, quien también le concedió el título de villa, tal como explican las crónicas de la época.

MONUMENTOS

Iglesia de Nuestra Señora del Castillo

Declarada Monumento Histórico Artístico Provincial en noviembre de 1981. En principio fue convento de la Orden Hospitalaria de San Juan (Hospitalarios), los que en su clásica manera de actuar, construían o reparaban el castillo-hospital sobre el otero. Cultivaban y pastoreaban y, ante el ataque, se convertían en soldados que luchaban para defender la Cristiandad. Se sabe que estos monjes templarios heredaron, entre otras, la Ermita de San Juan del Viso.

La cabecera, desde el altar mayor hasta el púlpito, debió construirse en el siglo XII o XIII, y el resto, en el siglo XVII, momento en que la parroquia tenía ocho curas y cinco sacristanes. Consta de tres naves separadas por columnas toscanas que soportan arcos de medio punto, y se cubre con bóveda de cañón con lunetas.

La fachada presenta dos torres de cantería con tres cuerpos y portada con arco de ingreso de medio punto. En 1540, el pueblo en pleno firmó una obligación para construir el reloj de la torre de la iglesia.

Ermita de la Virgen de los Remedios

Edificio del siglo XVI, tiene una nave con cúpula vaída sobre pechinas. A los pies hay restos de pórtico con columnas.

Ermita del Santísimo Cristo de la PeñaErmita de la Virgen de las Angustias

Rectangular, con bóveda vaída con recuadros, es del siglo XVI. La entrada es de doble vano y medallón de enjutos, con pórtico.

Ermita del Santísimo Cristo de la Peña

Del siglo XVIII, tiene una nave, fachada de cantería revestida de yeso. Cúpula ligeramente elíptica, con cornisa muy volada. Su titular es el patrón de los campeños.