Intenso calor por la entrada de una masa de aire africano

Descarga el fichero

Calor Madrid (Archivo)

Informativo mediodía

| 08.06.2016

Buscar la sombra de los árboles es una opción para soportar el intenso calor. Las altas temperaturas empiezan a hacer estragos, ya tenemos el primer caso por un golpe de calor. Mucho cuidado porque hoy está prevista la entrada de una masa de aire africano que no va a ayudar.

No, no va a ayudar nada, sobre todo a los alérgicos, porque esta entrada de aire sahariano provocará concentraciones de polvo a nivel de superficie de entre 10 y 80 microgramos por metro cúbico de aire. La Comunidad de Madrid avisa de esta intrusión de aire africano y también de las altas temperaturas.

Primera alerta, aunque hay que dejar claro, que no se trata de una ola de calor. Estamos en el nivel amarillo de precaución, porque se pueden superar los 36 grados y medio. Nada que ver todavía con las temperaturas tan extremas que tuvimos el verano pasado, que provocó un incremento de hasta el 11 por ciento de las asistencias en urgencias. Es muy importante saber detectar los síntomas de un golpe de calor. Nos los explica José Antonio Pinto, coordinador del Programa de Salud de Mayores:

Todos somos vulnerables a las altas temperaturas, pero las personas mayores aún más, porque por ejemplo, el reflejo de sed se les disminuye. El jefe de vigilancia de riesgos ambientales, Fernando Fuster, apunta a también a otros colectivos de riesgo ante el calor.

Con las temperaturas que tenemos ya, es muy importante la hidratación, aunque no se tenga sed, evitar salir en las horas más calurosas, cubrirse con sombrero o gorra, llevar ropa ligera, y cuando se esté en casa, bajar las persianas y echar los toldos. En la calle, la mayoría de la gente lo tiene claro.

Cualquier madrileño puede recibir información y las alertas por altas temperaturas, dándose de alta en la web www.madrid.org/calorysalud. La COmunidad de Madrid también informa de las concentraciones de polen a través de www.madrid.org/polen. Ayer se registraron niveles muy altos de polen de gramíneas y de olivo.

Más sobre: CalorSuscrbeteSuscríbete