García-Margallo, asegura que España está dispuesta a asumir la cuota de refugiados que le corresponda

Descarga el fichero

José Manuel García-Margallo

Hoy en Madrid Matinal

| 04.09.2015

La Comisión Europea ha propuesto un plan para repartir 120 mil refugiados entre los Estados miembros con el fin de acabar con el drama de la crisis migratoria....A esta iniciativa se suma también la acordada por Francia y Alemania para establecer un mecanismo obligatorio y permanente de acogida de inmigrantes. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que España está dispuesta a asumir la cuota de refugiados que le corresponda.

La próxima semana la Comisión Europea propondrá reubicar unos 120.000 refugiados de los países más afectados por la crisis actual, además de un mecanismo de reubicación permanente que se pueda activar de forma automática para responder a situaciones de emergencia en cualquier país..

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha instado a los Veintiocho a aceptar una justa redistribución de al menos 100.000 refugiados y a doblar sus esfuerzos, también en términos de financiación. Una propuesta que realizaba tras reunirse con el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, que ha defendido su gestión de la crisis de los refugiados, con la legislación en la mano, y ha culpado a Alemania del problema, llegando a asegurar que es un probleman alemán y no europeo..

El parlamento húngaro iniciaba ayer el debate sobre un paquete de controvertidas leyes relacionadas con la inmigración, que prevén, por ejemplo, declarar el cruce de la frontera húngara un delito, con penas de hasta tres años de cárcel. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha pedido a la Comisión Europea que lleve a cabo una auténtica política migratoria para evitar que la crisis de los refugiados se repita y ha abogado por acometer medidas humanitarias a corto plazo.

El presidente de Francia, Francoise Hollande y la canciller alemana, Angela Merkel han anunciado que van a presentar a la Unión Euorpea una propuesta común para dar respuesta a la crisis migratoria. La iniciativa incluye medidas sobre la organización de la acogida de los refugiados, su reparto justo en Europa y la armonización de las normas con la intención de reformar el sistema de asilo europeo.