Funeral de Estado por Adolfo Suarez y que va a contar con la asistencia de los Reyes, los Príncipes y las máximas autoridades d

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 31.03.2014

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela será el encargado de oficiar en La Almudena el funeral de Estado en memoria del primer presidente de la democracia tras la dictradura franquista. Comenzará a las 7 de la tarde en la Catedral de Madrid y se seguirá el mismo protocolo que en el funeral del expresidente Leopoldo Calvo-Sotelo que tuvo lugar el 8 de mayo de 2008 en ese mismo escenario.

Entonces fue presidido por la Familia Real: Don Juan Carlos y Doña Sofía siguieron la ceremonia desde dos tronos situados a la derecha del altar mayor de la Almudena. A la izquierda del Rey, se sentaron Don Felipe y Doña Letizia. También acudirán en esta ocasión las máximas autoridades del Estado, como el Presidente del gobierno, Mariano Rajoy o los presidentes del Congreso y el Senado, Jesus Posada y Pío García-Escudero.

Entre los asistentes al funeral se espera que acudan los ministros del Gobierno a excepcion de Guindos que viaja a Atenas por una cita de los ministros de finanzas eurpeos; también estarán los expresidentes del Ejecutivo, así como los presidentes de las Comunidades Autónomas. Entre estos últimos ya han confirmado su asistencia tanto el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que también visitó la capilla ardiente de la Cámara Baja como el lehendakari vasco Iñigo Urkullo. Por parte madrileña NO faltarán ni el presidente regional Ignacio Gonzalez, ni la alcadesa Ana Botella, ni la delegada del gobierno Cristina Cifuentes.

Se da la circunstancia de que hace tan solo dos semanas, la Catedral de La Almudena acogió otro funeral de Estado en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11M de los que se cumplían diez años. Aunque el de este lunes es el Funeral oficial de Estado este pasado sábado en la localidad natal de Adolfo Suarez, Cebreros en Avila, se oficiaba otra misa funeral para despedir a su hijo más ilustre en un ambiente mucho más íntimo y familiar.