Félix Sanz Roldán defiende en el Congreso la legalidad de las actuaciones de los servicios de inteligencia

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 07.11.2013

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), general Felix Sanz Roldán, ha sugerido al Congreso la conveniencia de que, "por seguridad", el Parlamento se dote de un sistema antiescuchas, pese a dejar claro que los servicios españoles no investigan las sedes de las Cortes Generales ni hay constancia de que exista ningún riesgo de espionaje externo, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Así lo ha comentado el jefe de los servicios de inteligencia española al presidente del Congreso, Jesús Posada, durante su comparecencia en la Comisión de Gastos Reservados --que preside el propio Posada-- para dar cuenta de todos los detalles que rodean al presunto espionaje de Estados Unidos a nuestro país y para aclarar si el organismo que preside colaboró con la NSA norteamericana.

NO SE HA ESPIADO A POLITICOS NI A EMPRESARIOS

A preguntas de los portavoces parlamentarios, Sanz Roldán ha afirmado tajantemente que en España no ha habido escuchas ni a políticos ni a empresarios y ha recalcado que tampoco ha habido motivos para solicitar autorización sobre esto, precisaron las citadas fuentes.

De esta forma, ha venido a zanjar las denuncias que tanto IU como Amaiur han realizado en los últimos días. La coalición abertzale asegura incluso sentirse espiada dentro del Congreso, una queja a la que el PP no otorga ninguna credibilidad.