Entrevista a Miguel Borra, Presidente del sindicato CSI-F, sobre los nuevos recortes del Gobierno.

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 12.07.2012

Las medidas anunciadas por el Gobierno en el seno de la función pública han encendido los ánimos de los funcionarios, que ya anuncian movilizaciones tras ver cómo se recortan sus salarios y se amplían sus jornadas de trabajo. Entre las propuestas anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, figura la suspensión de la paga extra de Navidad para los empleados públicos, "excepcionalmente y dadas las circunstancias de la economía", en palabras del propio Rajoy.

Además, se reducirá el número de días de libre disposición de los funcionarios -los seis conocidos como "moscosos"- así como el número de liberados sindicales, y se facilitará la movilidad de los empleados públicos. Rajoy ha señalado que es necesaria una revisión integral de la función pública porque el empleo público debe adaptarse a la realidad económica del momento. A este respecto, ha indicado que desde que comenzó la crisis en 2007, el número de empleados públicos ha crecido en 289.000 personas, mientras que en el sector privado se han destruido 2,9 millones de empleos.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha cifrado en 6.315 millones de euros al año el ahorro que supondrán estas medidas. En un comunicado en el que informa de la reunión de la Mesa de la Función Pública -en la que se han levantado los sindicatos-, Hacienda señala que la reducción del número de días de libre disposición, implicará un ahorro de al menos 107 millones de euros en la Administración General del Estado (AGE), 340 millones en las comunidades autónomas y 93 millones en las entidades locales.

Según Beteta, el ajuste del número de liberados sindicales significará un ahorro de 50 millones en la AGE, 159 millones en las comunidades autónomas y 43 millones en las entidades locales. Ante estas medidas, la reacción de los funcionarios ha sido inmediata y hoy alrededor de 200 personas se han manifestado en las puertas del Ministerio de Hacienda, donde iba a tener lugar un encuentro del secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, con los sindicatos para explicarles estas medidas.

Finalmente, esta reunión no se ha celebrado porque los sindicatos CCOO, UGT, CSIF, ELA y CIG se han levantado de la mesa y se han negado a escuchar las explicaciones de Beteta, acto que Hacienda ha lamentado en una nota.

Así, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, Julio Lacuerda, ha señalado en la puerta del Ministerio y ante la presencia de los numerosos manifestantes que los sindicatos se han levantado de la mesa por entender que se trataba de una "farsa", al presentarles unas medidas que ya habían sido adoptadas.

Lacuerda ha animado a los funcionarios a que el próximo viernes se manifiesten en las puertas de los centros de trabajo de los servicios públicos.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO, Enrique Fossoul, ha indicado que el Gobierno no sólo ha desarticulado el estado de bienestar, sino que está desmontando el Estado.

Además, ha acusado al Ejecutivo de actuar de forma autoritaria y de tratar a los sindicatos como si fueran objetos, al no consultarles sobre nada.

Fossoul ha incidido en que las medidas de recorte no responden al interés general, sino al de la patronal y la banca.

En un comunicado, el sindicato de funcionarios CSIF ha afirmado que la acción de levantarse de la mesa ha sido consecuencia de la imposición y de la falta de voluntad de negociación demostrada por Hacienda.

Fuentes de CSIF han destacado a Efe la importancia de que su sindicato, junto con CCOO y UGT, hayan acordado acciones conjuntas en contra de las medidas gubernamentales, cuando en casos anteriores han actuado por separado.

A la reunión sólo han asistido finalmente los representantes de la Función Pública de las comunidades autónomas y de la Administración General del Estado. EFE

-------------------------------

CRISIS FUNCIONARIOS (Ampliación)

Los sindicatos plantan a Hacienda por las medidas anunciadas por Rajoy

Madrid, 11 jul (EFE).- Los sindicatos CCOO, UGT, CSIF, ELA y CIG se han levantado de la mesa en la que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, iba a explicar las medidas que ha anunciado esta mañana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados.

La reunión ha estado marcada por la presencia de alrededor de doscientas personas que se han concentrado en las puertas del Ministerio de Hacienda para mostrar su desacuerdo con las medidas anunciadas hoy y que afectan a los empleados públicos, entre ellas la supresión de la paga extra de Navidad.

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, Julio Lacuerda, ha señalado en la puerta del Ministerio y ante la presencia de numerosos manifestantes que los sindicatos se han levantado de la mesa por entender que se trataba de una "farsa", al presentarles unas medidas que ya habían sido adoptadas.

Lacuerda ha destacado que constituye una falta de respeto hacia los empleados públicos y ha animado a que el viernes se manifiesten en las puertas de los centros de trabajo de los servicios públicos.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO, Enrique Fossoul, ha indicado que el Gobierno no sólo ha desarticulado el Estado de bienestar, sino que está desmontando el Estado.

Además, ha acusado al Ejecutivo de actuar de forma autoritaria y de tratar a los sindicatos como si fueran objetos, al no consultarles sobre nada.

En su opinión, esta es la actitud "antidemocrática" del PP, que engaña "con mayúsculas" y ningunea a los representantes de los trabajadores.

Fossoul ha incidido en que las medidas de recorte no responden al interés general, sino al de la patronal y la banca.

Asimismo, fuentes del sindicato de funcionarios CSIF han afirmado que convocarán paros parciales en julio y agosto, y que estudian la posibilidad de una huelga en septiembre.

A la reunión sólo han asistido finalmente los representantes de la Función Pública de las comunidades autónomas y de la Administración General del Estado.

Fuentes de Hacienda han señalado que emitirán durante la tarde un comunicado sobre el contenido de la reunión, ya que, a su juicio, no tenía sentido comparecer ante los medios después de lo acontecido.