Entrevista a Juan Pedro Carrero y Pedro Simón, que reabren la cafetería Nebraska de Bravo Murillo

Descarga el fichero

Exterior de la cafetería Nebraska en Bravo Murillo

Hoy en Madrid

| 27.03.2017

Dos antiguos empleados de la cadena de cafeterías Nebraska reabrirán el próximo sábado el local ubicado en el barrio de Tetuán, en la calle Bravo Murillo 293, que han asegurado que mantendrá "la misma esencia, plantilla y proveedores que las míticas cafeterías".

Tras el cierre de los locales el pasado 11 de enero que dejó sin empleo a 92 trabajadores -entre ellos a estos dos empleados- unas semanas después de que la sociedad propietaria, Nebraska Blanco Hermanos, fuera adquirida por el fondo Corpfin Capital Real Estate, el antiguo gerente del Nebraska, Pedro Simón, y el encargado de mantenimiento de la cadena, Juan Pedro Carrero, decidieron hablar con el propietario del local de Bravo Murillo 293, el único que el Grupo Nebraska tenía alquilado, para así continuar con el arriendo y reabrir el establecimiento.

"Llevábamos 40 años en la empresa y al cerrar las cafeterías y quedarnos en paro pensamos que podía ser viable el alquiler", ha relatado a Europa Press el exgerente, quién ha asegurado que tras el sí del propietario empezaron a "echar números" y comprobaron que "era posible abrir de nuevo el establecimiento".

Asimismo, Simón ha explicado que tras el acuerdo con el propietario, también se pusieron en contacto con el fondo de inversión que adquirió las cafeterías y le transmitieron su intención de abrir de nuevo el local y continuar con la misma línea sin tener ningún tipo de problema al nivel de marca. "Corpfin nos autorizó para seguir adelante con el proyecto ya que ellos sólo estaban interesados en los locales", ha dicho.