Entrevista a Joaquín Echeverría, padre de Ignacio, madrileño desaparecido tras el ataque terrorista en Londres

Descarga el fichero

La familia del español Ignacio Echeverría ha desvelado hoy que el fallecido durante el atentado de Londres intentó ayudar a un Policía londinense y no a una mujer, como habían relatado en un principio. El hermano de la víctima Joaquín Echeverría ha explicado que su familia decidió cambiar la historia cuando aún no conocía el estado de Ignacio y estaban preocupados por "futuras venganzas" hacía él.

Hoy en Madrid

| 05.06.2017

El programa Hoy en Madrid, presentado y dirigido por Ely del Valle, que de lunes a viernes, emite Onda Madrid, de 08:00 a 13:00h, ha hablado con Joaquín Echeverrría. El padre de Ignacio, madrileño desaparecido tras el ataque terrorista en Londres, ha confirmado que no tienen “ninguna noticia nueva”.

Lo último que saben, según han relatado sus amigos, es que “iba en bici cuando vio como uno de los terroristas apuñalaba a una mujer. Cuando se baja de la bici parece que solo tenía un monopatín en la mano e intentó defender a la mujer usando el monopatín como arma. En el cruce de empujones a Ignacio lo tiran al suelo. Pero debe ser un instante, porque cuando los amigos reaccionan y se ponen a buscarlo ya no aparece. Después de esto ya no sabemos nada más”.

Joaquín Echeverría ha contado que “los amigos se pasaron la noche buscándolo y se presentaron en la comisaria a denunciar que no lo encontraban. Luego acompañaron a mi hija Isabel, que vive en Londres, a hacer un peregrinaje por los hospitales, pero no podían entrar porque están acordonados. A la tercera visita, la policía los atendió muy bien y les dio la información sobre la gente que está en los hospitales. Él no aparecía y no hay ninguna información. Además, el consulado atendió a uno de mis yernos, y lo atendió muy bien. Y la embajada también intervino. Tenemos gran agradecimiento al consulado, a la embajada y a los amigos de mi hijo, pero información nueva no hay ninguna”.

“No nos dicen nada porque no saben nada, pero la atención es exquisita. Pero no nos pueden contar lo que no saben”.

Joaquín ha comentado que no han tenido más interlocución con la policía británica que la de su hija a la puerta del hospital y la llamada de su mujer a la comisaria de London Bridge. Tampoco con el Ministerio del Interior. “La interlocución es con el consulado”, ha repetido Joaquín para precisar que no van a buscar otras vías porque “es estorbar más que ayudar y estamos seguros que cuando haya algo que decir nos lo van a decir”.

Y ha añadido que “estoy hablando con ustedes, que no es plato de gusto porque es lo último que me apetece como pueden imaginar, porque pienso que puede ayudar a sensibilizar para que se active más el intento de identificación”. En todo caso, “que mi hijo aparezca o no en las próxima horas no es relevante”, ha dicho Joaquín en un gesto muy solidario, ya que en su opinión “lo relevante es que la policía haga su trabajo y que se intente neutralizar lo más posible a los malos”.

Ignacio, de 39 años, no ha podido ser contactado por su familia después de que fuera visto por última vez en Londres en uno de los lugares donde se produjo este sábado un ataque terrorista que acabó con la vida de 7 personas y dejó heridas a otras 48. Según informó la familia en las redes sociales, Ignacio Echeverría estaba el sábado en el puente de Londres en compañía de unos amigos cuando se produjeron los ataques.

Echeverría mide 1,75 metros, pesa 85 kilos y vestía unos pantalones vaqueros, un jersey oscuro y calzaba unas zapatillas Vans negras con suela blanca. Tiene una cicatriz no muy grande encima de una ceja, cerca del nacimiento del pelo, y lleva una medalla con cadena de oro.