Entrevista a Alfredo Perdiguero, del Sindicato Independiente de la Policía: "Sólo se han detenido a indigndos que no acatan las

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 16.05.2012

Alfredo Perdiguero, portavoz del Sindicato Independiente de la Policía Española ha afirmado que ninguna de las detenciones que se están produciendo desde el pasado sábado relacionadas con el movimiento 15M no son "arbitrarias" y solo se está deteniendo a quienes incumplen la ley, se resisten y no acatan las órdenes policiales. Perdiguero ha recordado que el sábado, según el equipo Condor (helicóptero de la Policía), llegaron a contabilizar en la Puerta del Sol a 30.000 personas en la Plaza y a unos 10.000 en los alrededores, y que la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid habilitaba la concentración hasta las 22 horas. "Hasta ese momento, no se produjo ningún incidente digno de reseñar, por lo que todo transcurrió con absoluta normalidad", ha asegurado el comité ejecutivo del sindicato, quien ha destacado que ya sobre las 00.15 horas "ya hubo algún inconsciente que empezó a insultar a los Policías que se encontraban de servicio en la Calle Carretas, volando incluso alguna botella".

Sin embargo, ha explicado que al no apreciar con exactitud de dónde venía el lanzamiento de botellas, "no se hizo nada" y solo, "una vez más, aguantar". Así, ha añadido que, posteriormente, a las 5.00 horas se dio la orden, al ver cómo se había desplegado alguna tienda de campaña, de desalojar la plaza. En este punto, el Sindicato ha aclarado varios aspectos en relación con las declaraciones de la Comisión Legal de Sol, a la que acusan de mentir. Por un lado, critican que este grupo diga que al no mediar alteración de Orden Público, no se justifica la intervención policial. Aquí han recordado que la Resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid solo les habilitaba hasta las 22 horas. "Por tanto, a partir de esa hora, dicha concentración es ilegal. Y aun así, se les dejó allí, porque evidentemente era tanta la gente que hubiera sido peor el remedio que la enfermedad", ha asegurado.