El Teatro de Títeres de El Retiro regresa en marzo con un presupuesto de 180.000 euros

Descarga el fichero

Títeres de La Tartana

Informativo mediodía

| 23.01.2017

El Teatro de Títeres del Parque de El Retiro reabre en marzo, aunque con unas obras de remodelación integral pendientes, con un presupuesto anual de 180.000 euros que permitirán iniciar una "nueva etapa" con programación infantil y para adultos tras 24 años de gestión de la Asociación Cultural Titirilandia.

La directora general de Programas y Actividades Culturales del Ayuntamiento de Madrid, Getsemaní de San Marcos, ha confirmado en la comisión municipal del ramo la reapertura de este emblemático espacio dedicado al títere en el parque del Retiro, que ha estado desde septiembre sin programación por acondicionamiento del espacio.

La concejal de Ciudadanos Sofía Miranda ha preguntado por qué no hay programación desde finales de agosto y qué mejoras se están llevando a cabo en ese espacio -que, según ha dicho, necesita una intervención profunda que el Ayuntamiento de Madrid no ha acometido- además de cuál va a ser su forma de gestión.

En los cuatro meses en que el espacio ha estado cerrado se ha pintado la estructura, se han arreglado y fijado los asientos de madera y arreglado las baldosas, aunque las obras mayores todavía no se han acometido y a día de hoy "no es posible estimar el inicio".

Según ha dicho Getsemaní de San Marcos, hasta ahora las funciones en ese espacio estaban dirigidas únicamente al público infantil con un "repetitivo esquema" y siempre bajo la gestión de la misma entidad externa al Ayuntamiento con un modelo de gestión que se debe revisar.

El nuevo modelo programación que "dejará atrás el monopolio de los últimos años" con contratos "negociados sin publicidad" y se apostará por un teatro de títeres con "la dedicación, el cuidado y el cariño" que merece por parte del área de cultura, en el que estarán representadas todas las corrientes y habrá actividades pedagógicas y títeres para adultos como sucedía años atrás, cuando ese espacio estaba bajo la dirección del "mítico Paco Porras", según ha dicho San Marcos.