El PP pide la dimisión de Celia Mayer, la "desautorizada" y "sectaria" concejal de Cultura

Descarga el fichero

La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer

Informativo mediodía

| 03.02.2016

El grupo popular en el Ayuntamiento de Madrid ha pedido la dimisión de la "sectaria" concejal delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, que ha quedado "totalmente desautorizada" al tener que reponer la placa de los carmelitas retirada por error y que "ataca y desprecia el patrimonio" de los madrileños.

El portavoz adjunto del PP en el Consistorio de la capital, Íñigo Henríquez de Luna, ha hecho esta petición en una rueda de prensa en la que ha justificado que, tras esta rectificación, suspende la denuncia por la retirada de varios símbolos ajenos al franquismo, aunque ha advertido de que la presentará en el caso de que el Ayuntamiento retire "de forma unilateral" algún símbolo más.

Desde el pasado viernes, el Ayuntamiento había quitado el monumento por el fusilamiento de ocho carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo, que ya ha repuesto, según el PP, además de la lápida dedicada al falangista José García Vara y el monolito al Alférez Provisional en la Plaza de Felipe IV. El PP exige que vuelvan a su sitio también estos dos últimos vestigios.

Henríquez de Luna ha definido a Celia Mayer como una "hooligan del Patio Maravillas", y ha exigido a la alcaldesa, Manuela Carmena, su destitución si ella no dimite voluntariamente, pues le ha advertido que de lo contrario será "cómplice" de las actuaciones de Mayer.

Celia Mayer aseguró ayer que hasta abril se seguirían retirando vestigios franquistas para cumplir con la Ley de Memoria Histórica, de 2007, que el Ayuntamiento de Madrid no ha aplicado hasta ahora, y justificó la "prisa" de las actuaciones por los procesos judiciales abiertos contra el Consistorio por no aplicarla.

C'S EXIGE RESPONSABILIDADES POR EL TRABAJO RELACIONADO CON LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA

El grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid exigirá responsabilidades a la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, porque, entre otros motivos, la persona a quien ha encargado un trabajo "tan sensible" relacionado con el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica "no es quien debiera".

Consultada por los periodistas sobre la polémica generada por la retirada de vestigios vinculados con el franquismo, por parte del Ayuntamiento, la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha dicho que un partido "no tiene derecho a erigirse en tribunal político, ideológico o revanchista".

Ante la retirada de monumentos franquistas en Madrid, entre ellos una placa de homenaje a ocho beatos carmelitas fusilados durante la Guerra Civil, el PP ha pedido la dimisión de Mayer y la Comunidad de Madrid ha abierto un expediente al considerar que el Ayuntamiento debía haber informado antes a los gestores del Patrimonio.

Según la portavoz de Ciudadanos, su grupo también trabaja ya en la petición de apertura de un expediente administrativo para exigir responsabilidades a Mayer y a los miembros del equipo de Gobierno que están tras el expediente de retirada de los símbolos, que es "al parecer inexistente". Villacís no ha pedido directamente la dimisión de Celia Mayer, aunque ha asegurado que la resolución de un expediente podría suponer una inhabilitación previa.

El grupo de Ciudadanos ha pedido al Ayuntamiento el expediente en el que se han basado las decisiones y después de examinarlo decidiría si pide la dimisión de Mayer "o de quien este debajo de ella", pues la responsabilidad no se acaba en su cargo.