Ultima hora
Accidente de un F-18 en Torrejón de Ardoz

El portavoz del Sindicato Independiente de la Policía Española estudia emprender acciones legales contra Cayo Lara.

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 27.09.2012

Entrevista a Alfredo Perdiguero. El Sindicato Independiente de la Policía Española (SIPE) ha criticado, tras los altercados durante las movilizaciones en torno al Congreso de los Diputados, que "una vez más, un problema social se ha convertido en un problema policial". El sindicato ha reconocido que días previos a la movilización la Policía realizó actuaciones puntuales "legales" consistentes en "desactivar" a los promotores de la iniciativa, en referencia a las detenciones practicadas a organizadores del evento.

Además, ha reiterado que la convocatoria era "completamente ilegal" ya que dicha prohibición está recogida en los artículos 494, 495, 496 y 497 del Código Penal, por lo que se practicó un blindaje del Congreso de los Diputados con mas de 1.200 antidisturbios de toda España "para dejar que la sesión se desarrolle con normalidad y una calma chicha en el ambiente". "Y de los mas de 450.000 que habían confirmado su participación vía redes sociales, se han quedado en 6.000. Seis mil entre los cuales sabíamos, por el buen trabajo de los compañeros de información, que había gente, radicales de extrema izquierda, cuyo único objetivo era la violencia pura y dura", ha añadido.

El Sindicato Independiente de la Policía Española ha relatado que a primera hora del día de ayer, al otro lado de las vallas colocadas al efecto en la Plaza de Neptuno, "un grupo de violentos alterados, empiezan a tirar de ellas arrancando los candados y cadenas con las que estaban atadas a las señales y farolas, intentando los policías que estaban al otro lado, calmarlos y apaciguarlos". "Pero ya no había marcha atrás. Se detuvo al primero de la tarde por intentar saltar por encima de las mismas y ya se tuvo que intervenir para no poder dejar que se salgan con la suya. Salió del perímetro un grupo de policías y a partir de ese momento, mas de cinco horas de carreras, cargas, heridos y una violencia inusitada contra nosotros, la Policía, cuyo única misión es proteger y que se desarrolle con normalidad el libre ejercicio de los derechos fundamentales de los ciudadanos", ha indicado. Después de las movilizaciones, heridos y detenciones, la Policía consiguió que los diputados saliesen sin problemas del Congreso. "La Policía española es democrática, no es violentos y protegemos a todos los ciudadanos, a los que se manifiestan legalmente y a los que no. Pero con violencia, no van a conseguir nada", ha concluido el SIPE.