El juzgado número 1 de Leganés baraja reabrir la causa de Diego, el niño que se suicidó por acoso escolar

Descarga el fichero

Los padres de Diego

Informativo mediodía

| 21.01.2016

El juzgado número 1 de Leganés baraja reabrir la causa de Diego, el niño de 11 años que se quitó la vida el pasado mes de octubre tras la publicación en la prensa de la carta de despedida que dejó a sus padres, donde les decía que no soportaba ir al colegio. Sus progenitores quieren que se llegue hasta el final y se haga justicia.

La dirección del centro Nuestra Señora de los Ángeles guarda silencio y remite a la Consejería de Educación, que ha ofrecido la máxima colaboración para aclarar lo ocurrido. Los padres de Diego se reunirán el lunes con la presidenta Cristina Cifuentes.

Agradecen el gesto de la presidenta, y piden que se llegue hasta el final, que se haga justicia. Carmen y Manuel no detectaron que su hijo pudiera estar sufriendo acoso en el colegio. La carta que dejó antes de tirarse por la ventana reveló una situación de la que según les han explicado ahora los psicólogos, Diego estaba dando pistas inconscientemente.

En la valla del colegio Nuestra Señora de los Angeles han aparecido pintadas con la palabra asesinos. Hoy se está dando clase con normalidad. Pero con mucha tristeza, sobre todo entre los compañeros de clase de Diego. Esta mañana, una madre decía que no entendía las acusaciones de acoso porque el niño era muy querido. Los padres no tienen constancia de casos de acoso, a pesar de que ya existe una denuncia contra el colegio. Aunque viven lo ocurrido con preocupación.

El Consejo de Ministros analizará el viernes el borrador del Plan Estratégico de Conviviencia escolar, que se sumará a otras medidas como la puesta en marcha en julio de un teléfono gratuito contra el acoso escolar. El ministro de educación, Iñigo Fernández de Vigo, apunta a que el acoso escolar no puede ser un grito silencioso.

La fundación ANAR de ayuda a niños y adolescentes cuenta con una línea teléfonica desde hace 21 años. En los últimos 2 años han detectado un incremento de las llamadas...las últimas tecnologías son ahora la herramienta a través de la que se ejerce parte de esa violencia, que se sufre a edades muy tempranas.

El 7 por ciento de las llamadas que ANAR recibió el año pasado fueron por acoso escolar.