El Gobierno pondrá en marcha en octubre un plan especial para parados sin ingresos

Descarga el fichero

Rajoy con los sindicatos (Archivo)

Informativo mediodía

| 29.07.2014

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha avanzado que el Gobierno prevé poner en marcha en octubre un Plan de Empleo e Impulso a la Activación con especial atención a los parados sin ingresos, y de momento se encuentra trazando el "mapa" entre el Estado y las comunidades autónomas para conocer el "universo" de personas a atender.

Según ha dicho, en este momento "se está trabajando en verificar esas necesidades", cruzando datos con las comunidades autónomas y las propias estadísticas del Gobierno.

No obstante, los sindicatos han sustanciado una propuesta, en la que no ha entrado la ministra de Empleo, para establecer una ayuda adicional también desde octubre para las 500.000 familias sin ingresos con su cabeza de familia en paro, con un presupuesto de 2.500 millones.

Se trata de cuestiones puestas sobre la mesa durante la reunión mantenida en el Palacio de la Moncloa entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la titular de Empleo, a la que también han asistido los presidentes de la CEOE, Juan Rosell, y Cepyme, Jesús Terciado, y los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

Báñez ha señalado que este plan, que se encuadra en un documento de propuestas para la negociación tripartita, responde a que el Gobierno es "consciente" de que hay familias con todos sus miembros en paro, a los que "hay que acompañar hasta que vuelvan a trabajar", y ha recordado que el Ejecutivo lleva desde 2011 ampliando el sistema de protección con medidas como la ampliación del Plan Prepara hasta los 450 euros al mes.

Por su parte, el secretario general de CC.OO. ha dicho que el "universo" de esta nueva ayuda que proponen los sindicatos serían unas 500.000 familias sin ingresos y con el cabeza de familia en paro, que requieren una "atención prioritaria". "En un país moderno no podemos dejar a estas personas", han asegurado.

"Esta ayuda debería ser de efectos inmediatos, en octubre, para que de forma progresiva el nivel de protección básico llegara a esas personas e ir discutiendo el establecimiento de una renta básica garantizada que complete el conjunto de la protección de la red social", ha añadido.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha indicado que esta propuesta requiere una concreción "urgente" y un desarrollo de la financiación necesaria. "Es clave disponer de recursos suficientes para abordar los objetivos que se plantean", ha dicho. En este sentido, Toxo ha recordado que las propuestas fiscales de los sindicatos de cara a la reforma fiscal permitirían liberar 6.000 millones de euros adicionales.