El espectáculo no se toma vacaciones en Madrid gracias a Veranos de la Villa

Descarga el fichero

Botella, Veranos de la Villa

Informativo mediodía

| 10.06.2014

Música, zarzuela, teatro, danza y cine volverán a llenar los meses de más calor en Madrid, para los muchos madrileños que se quedan y los cientos de miles de turistas que llegan, gracias un año más a los Veranos de la Villa, la cita cultural más destacada del calendario estival de la capital.

La programación de este año, presentada hoy por la alcaldesa, Ana Botella, tendrá el mismo presupuesto que en 2013, en torno a los 730.000 euros, con el que se contratará a más de 70 artistas entre el 30 de junio y 30 de agosto. Este año el Ayuntamiento espera superar los 258.000 espectadores que asistieron a alguno de los espectáculos programados el pasado año, en los que participaron 225 compañías que ofrecieron 1.167 funciones durante julio y agosto.

Entre sus principales atractivos, Veranos de la Villa ofrecerá de nuevo el Teatro Circo Price como la principal sede de sus conciertos, con 15 citas que abrirá el próximo 30 de junio Diego el Cigala.

El cartel de este escenario se ha completado con las actuaciones en julio de Rodrigo y Gabriela, Jorge Drexler, Carlos Nuñez, Chucho Valdés, Arto Lindsay, Ludovico Einaudi, Eels, Kodo, Rozalen, Coque Malla, Mariza, Andrés Calamaro, Zenet y El Kanka y el Puchero del Hortelano. Los Jardines de Sabatini, junto al Palacio Real, donde se ha presentado la programación, se centrarán en el flamenco, la zarzuela y la danza.

Joaquín Cortés, con su espectáculo Gitano (1, 2 y 3 de julio), abrirá la programación en este escenario, la más amplia del festival, ya que se extenderá hasta el 30 de agosto, día en el que el Ballet de Moscú ofrecerá la última representación de El lago de los cisnes, que tomará el relevo a Giselle. También se darán cita aquí las caras más conocidas del flamenco, durante la primera quincena de julio, en un total de 16 encuentros con el cante jondo.

Después de tres años de recorrido, el festival Fringe Madrid se consolida como un espacio abierto a todas las disciplinas artísticas y a aquellos interesados en mostrar su trabajo a público y profesionales.

Este festival, que tras acumular más de 30.000 espectadores en sus dos anteriores ediciones ya cuenta con fama internacional, ha recibido 555 proyectos procedentes de 32 países y han sido selecciones finalmente 59, que se representarán en múltiples y originales escenarios de Matadero Madrid.

En la plaza Mayor, la Orquesta y Coro de RTVE interpretará la pieza Carmina Burana, dirigida por Juanjo Mena, como concierto extraordinario que inaugurará, a su vez, el Mundial de Baloncesto el 29 de agosto. Una de las novedades de este año es que al cine al aire libre tradicional de Veranos de la Villa se sumarán proyecciones en la galería de cristal del Palacio de Cibeles, a 4 euros y con posibilidad de quedarse allí tras la película hasta las 2 de la madrugada como terraza de verano.