El Edificio España será en dos años un hotel lo más parecido posible al inicial

Descarga el fichero

Manuela Carmena y Trinitario Casanova

Hoy en Madrid Matinal

| 08.03.2017

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha presentado junto al presidente del grupo Baraka, Trinitario Casanova, la rehabilitación del emblemático Edificio España, que se convertirá en un hotel lo más parecido posible al primigenio cuando finalicen las obras que empiezan en un mes y acabarán en dos años.

Manuela Carmena junto a sus concejales Rita Maestre (portavoz) y José Manuel Calvo (Desarrollo Urbano Sostenible) han acudido al acto en el Edificio España, ubicado en la plaza del mismo nombre, en el que el presidente del grupo Baraka ha mostrado su satisfacción por haber logrado un acuerdo para devolver la vida al edificio.

"Se puede y se debe unir la voluntad de la empresa privada, de las administraciones y de los ecologistas", ha dicho el empresario murciano en referencia a las disputas que mantuvo con el equipo de Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) el grupo chino Wanda, anterior propietario, que pretendía tirar abajo el interior del edificio y también las fachadas.

Con la compra del inmueble por parte del grupo Baraka, se alcanzó un acuerdo con Ecologistas en Acción para que la organización retirase un recurso administrativo contra las obras a cambio de que Casanova se comprometiese a respetar el interior del edificio y no sólo las fachadas, para lo que el Ayuntamiento ha devuelto al inmueble la protección inicial.

"Yo tengo la ilusión de que (el hotel) sea lo más parecido a darle al reloj hacia atrás 60 años, manteniendo al máximo posible lo que queda en pie porque el 80 % ya está destruido", ha explicado a los periodistas Trinitario Casanova al finalizar el acto.

El empresario murciano ha dicho que su proyecto, a diferencia del de Wanda, mantiene el edificio por dentro y por fuera y lo rehabilita, de manera que el coste global de las obras se reduce y será de en torno a los 150 millones de euros. En su interior habrá un hotel del grupo Riu con dos piscinas y un restaurante en la última planta, además de una galería comercial donde tiene interés en instalarse, entre otros grupos, la francesa Galeries Lafayette, según ha asegurado a los periodistas Trinitario Casanova.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha dicho que siente "alegría" porque se vaya a recuperar este inmueble que ella conoció cuando era una "adolescente inquieta", y ha ensalzado además "la enseñanza" que se ha puesto de manifiesto en este proceso: que "las cosas se arreglan hablando".

Tras señalar "la alegría que se va a llevar el tribunal" con la retirada del recurso de Ecologistas en Acción, la alcaldesa ha dicho que hay que acudir a los tribunales cuando sea preciso pero también saber que "hay un elemento que es la palabra" que sirve para llegar a acuerdos.

"Aunque sea difícil, siempre se puede hablar, negociar, y avanzar para conseguir algo que es bueno para todo", ha dicho la alcaldesa después de que la representante de Ecologistas en Acción haya mostrado también su alegría por este acuerdo que pone de manifuesto que "se debe y se puede mantener el patrimonio de la ciudad" después de haber perdido "mucho" en los años anteriores.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), José Manuel Calvo, ha mostrado su "orgullo" por presentar el "desbloqueo definitivo" de un proyecto en el que han estado trabajando durante los últimos 20 meses y en el que finalmente se ha hecho posible "mantener un edificio simbólico para la ciudad".

La presentación ha tenido lugar después de que el pasado jueves la Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid aprobase la modificación parcial del plan general de la ciudad que daba luz verde a la rehabilitación del Edificio España devolvía al inmueble la protección que tenía antes de 2014, cuando se rebajó para permitir demoler sus fachadas laterales y trasera.Las obras de rehabilitación comenzarán previsiblemente en un mes.

EL ACUERDO ES "SALUD DEMOCRÁTICA", SEGÚN EL AYUNTAMIENTO

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha descrito el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento, el Grupo Baraka y Ecologistas en Acción como un ejemplo de "salud democrática" y de "preocupación por la ciudad" porque "el Ayuntamiento ha hecho todo lo que estaba en su mano" para recuperar este inmueble, icono de Madrid.

Así lo ha manifestado en la presentación del proyecto, donde ha acompañado a la alcaldesa, Manuela Carmena, y al presidente de Baraka, Trinitario Casanova. El Ayuntamiento de Madrid iniciará la tramitación para recuperar el nivel de protección del Edificio España y Ecologistas en Acción retirará el recurso contencioso-administrativo que bloquea la inversión del grupo Baraka tras el acuerdo alcanzado entre las tres partes.

Calvo ha recordado que este proyecto se viene negociando desde hace 20 meses y ahora, "por fin", se puede presentar su desbloqueo. "Ha habido una serie de circunstancias pero no es momento de mirar atrás sino de poner en valor el consenso alcanzado", ha defendido.

La primera licencia, la de consolidación, permitirá que los trabajos arranquen en un mes o mes y medio. La ejecución de la obra se prolongará durante dos años. El edil ha destacado la importancia de que los trabajos del edificio coincidan con los de Plaza de España, fruto de la casualidad pero que permitirá ahorrar molestias.