El consejero de Sanidad niega el cierre de 300 camas en los hospitales de la región

Descarga el fichero

Hospital Severo Ochoa de Madrid

Informativo mediodía

| 23.07.2014

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha negado que su consejería haya cerrado hasta 300 camas este verano en centros hospitalarios de la región, aunque ha precisado que su departamento aprovecha los meses de verano, "donde hay menos actividad y un millón de madrileños se va de vacaciones", para "pintar, modernizar y hacer las reformas" necesarias en los centros.

"Lógicamente, si hay menos ciudadanos que acuden a las consultas y que se operan porque se han ido fuera de Madrid, hay que aprovechar ese momento para hacer las reformas porque si las hacemos en periodo de mayor actividad entraríamos en caos", ha respondido Rodríguez a preguntas de los periodistas durante una visita al Hospital Universitario Severo Ochoa de Leganés.

En este punto, el consejero ha cuestionado la denuncia sindical sobre el cierre del Servicio de Traumatología del Gregorio Marañón, un cierre parcial que ha justificado por el inicio de obras previa ubicación de los pacientes en otras partes del complejo hospitalario.

El consejero regional ha negado también que haya colapso en Urgencias durante el periodo estival, denuncia que los sindicatos, según ha subrayado, "no pueden verificar". Tras ello, ha aportado lo que ha definido como "datos reales" para atestiguar que "nunca" ha conocido los "colapsos de urgencias en verano". Así, ha detallado que en asistencia hospitalaria los hospitales registran 42.000 reclamaciones al año ante las 5 millones de consultas, 450.000 intervenciones quirúrgicas y más de 12 millones de pruebas.

"En Atención Primaria, donde se producen 55 millones de consultas, al año hay 12.500 reclamaciones", ha manifestado tras apuntar que "ésa es la realidad". "Lo demás es que a uno le interesa molestar y decir que esto está congestionado", ha apostillado.