El Congreso, escenario del segundo asalto"de la ofensiva emprendida por la oposición por la amnistía fiscal

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 29.04.2015

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado que el Ejecutivo proteja a evasores fiscales y ha defendido las medidas puestas en marcha durante la presente legislatura contra el fraude, que ha dicho que no se habían visto nunca antes en España y que han permitido resultados históricos.

Rajoy ha elogiado la labor de la Agencia Tributaria y la eficacia del proceso extraordinario de regularización conocido como amnistía fiscal en la sesión de control del pleno del Congreso, en la que ha advertido al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que no acepta de él ni una lección sobre mercado laboral

Las consideraciones del jefe del Ejecutivo sobre la lucha contra el fraude han sido en respuesta a una pregunta del portavoz adjunto de la Izquierda Plural, Joan Coscubiela, quien le ha acusado de avalar a dirigentes del PP que han estado "expoliando" al país y de aprobar una amnistía fiscal que ha blanqueado "dinero criminal".

También le ha atribuido ser "el señor X de la corrupción" y ha opinado que la única manera de que deje de proteger a evasores fiscales es que abandone el Gobierno.

Frente a ello, Rajoy ha asegurado que lo que ha hecho el Ejecutivo es impulsar la labor de la Agencia Tributaria y llevar a cabo una regularización fiscal que ha insistido que "ni limpia ni borra" delitos y que está avalada por la OCDE.

Ha recordado que también Grecia ha anunciado una regularización de este tipo y ha explicado que la que ha habido en España ha permitido "el mayor aumento de afloración de bases tributarias de la historia".

Por todo ello ha justificado las decisiones contra el fraude que ha impulsado "como nunca se había hecho en este país".

Pedro Sánchez, en la pregunta que ha dirigido a Rajoy sobre el marcado laboral, ha aprovechado para volverle a exigir que antes de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo publique la lista de los que se acogieron a la amnistía fiscal.

El líder del PSOE le ha acusado de impulsar una reforma laboral que transforma empleo estable en precario y ha ratificado que, si llega al Gobierno, habrá un nuevo Estatuto de los Trabajadores para recuperar los derechos laborales perdidos. Además, le ha augurado que será recordado por los ajustes sociales, la amnistía fiscal y la reforma laboral.

"No están en condiciones de dar ninguna lección a nadie", le ha respondido Rajoy recordando la situación del empleo cuando él llegó al Gobierno, comparándola con la que existe en la actualidad y acusando al anterior Ejecutivo de haber abocado a España a la "ruina".