El ayuntamiento sobre la venta del Edificio España por Wanda: "No damos por perdida una pelota hasta que no sale del campo"

Descarga el fichero

El delegado de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato

05.02.2016

El delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha declarado sobre la venta del Edificio España por parte del grupo inversor chino Wanda que no se despiden del proyecto porque no da "por perdida una pelota hasta que no sale del campo".

"No doy por perdida una pelota hasta que no sale del campo", ha afirmado a su entrada al consejo de administración de la empresa mixta Funeraria, acompañado por el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero.

No nos rendimos nunca. Peleamos hasta lo que no se puede pelear", ha asegurado Sánchez Mato. Barbero, por su parte, ha aseverado que cuentan con "una resistencia a la frustración". Todo ello después de que se haya conocido que la consultora JLL se encargará del proceso de venta del Edificio España, comprado por Wanda en el verano de 2014 al Grupo Santander.

El titular de Economía ha confesado que le resulta "doloroso" que se produzca la decisión de no venir a Madrid por parte de una inversión, ya sea pequeña, mediana o grande. Ahora seguirán trabajando "para que esas decisiones que han podido motivar que no se realice una inversión que no se produzcan en un futuro".

Y es que, sin obviar que la situación general sigue siendo "complicada", Madrid es "un destino interesante, independientemente del equipo de gobierno porque tiene suficientes elementos para ser un imán de atracción para la inversión".

Ha reiterado que el Edificio España fue adquirido por Wanda por algo más de 200 millones y que el incremento de la inversión en el tercer trimestre de 2015 con respecto al ejercicio anterior fue diez veces superior a esa cifra, datos con los que quiere demostrar que la inversión "está suficientemente distribuida", sin que esto suponga minusvalorar la importancia de la inversión de Wanda. "Al contrario", ha puntualizado.

Barbero ha apostillado que a los inversores sólo les piden el "seguimiento de la legalidad". "Estamos convencidos de que la ciudad es una ciudad agradable para que la gente venga a invertir", ha añadido.