El Ayuntamiento de Madrid inicia una campaña para animar al voto en la consulta ciudadana

Descarga el fichero

'Vota sí, vota no. Haz historia. Decide Madrid'

Informativo mediodía

| 01.02.2017

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado una campaña para animar a los madrileños a participar en la consulta ciudadana en la que, entre el 13 y el 19 de febrero, podrán decidir sobre detalles de la remodelación de la Gran Vía, el diseño de la Plaza de España, dos propuestas vecinales y cuestiones relacionadas con los distritos.

La portavoz municipal, Rita Maestre, ha presentado junto al director de Participación del Ayuntamiento, Miguel Arana, la campaña municipal Vota sí, vota no. Haz historia. Decide Madrid con la que se animará a los mayores de 16 años a participar en un "proceso novedoso en nuestro país e inaudito en Madrid" que mejorará "la calidad de vida y la eficacia de las políticas públicas", según ha dicho Rita Maestre.

800 VOLUNTARIOS

El Ayuntamiento animará "por todos los canales posibles" a participar a los madrileños, con una campaña que se difunde desde hoy en medios digitales, en espacios publicitarios y en edificios municipales; además, todos los concejales del equipo de Gobierno de Ahora Madrid participarán en la consulta y "harán campaña", según ha relatado la portavoz municipal.

Para llevar adelante esta primera consulta ciudadana -cuyo coste aún no está cifrado- será necesaria la colaboración de unos 800 voluntarios, entre los que se encuentran funcionarios municipales que no cobrarán más por este trabajo y que recibirán este fin de semana un curso de formación.

Además de en la web de participación ciudadana Decide Madrid, se podrá votar en las urnas presenciales que se instalarán en edificios municipales de 9.30 a 19.00 horas -aunque en algunos centros podrá variar este horario- y a través de correo postal, remitiendo cumplimentadas las cartas que se han enviado a los domicilios.

De hecho, ya hay 68.200 madrileños que han participado en la consulta a través de esta modalidad, aunque en el formulario que recibieron no se incluyeron las cuatro preguntas sobre el futuro de la Gran Vía porque la decisión de hacer esta consulta se tomó una vez que esas cartas ya estaban enviadas.