El asentamiento chabolista de Delicias se desmantelará para alzar unas pistas deportivas

Descarga el fichero

Poblado de Delicias

Informativo mediodía

| 21.09.2016

Adif, propietario de los terrenos del barrio de Delicias sobre los que se alza un asentamiento ilegal donde residen familias de etnia gitana, ha solicitado desmantelar ese espacio sobre el que el Ayuntamiento de Madrid prevé construir unas pistas deportivas una vez se haya producido el desalojo.

La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, ha hecho este anuncio durante una comparecencia en la comisión municipal del ramo, donde ha dado cuenta además de que el Ayuntamiento está tramitando un convenio de colaboración con la entidad pública dependiente del Ministerio de Fomento para la cesión de los terrenos "exclusivamente para su uso dotacional deportivo".

El Ayuntamiento de Madrid ofrecerá "todos los recursos sociales" en el momento del desalojo a las familias que allí residen, según ha dicho hoy Marta Higueras, quien, no obstante, ha apuntado que la experiencia previa le indica que no aceptarán esa ayuda.

La Junta Municipal de Arganzuela será la encargada de licitar las pistas deportivas, aunque no podrá intervenir en los terrenos hasta que no se produzca el lanzamiento. El asentamiento se encuentra frente a la calle del párroco de Eusebio Cuenca, al lado del Museo del Ferrocarril, y en él residen un número variable de familias -unas 50- en infraviviendas.

En la comisión, el concejal socialista Ignacio de Benito ha considerado una "muy buena noticia" el desmantelamiento de ese asentamiento aunque ha pedido colaboración con el área de Salud, Seguridad y Emergencias para que, una vez desalojadas, las familias no se instalen en otra zona de la ciudad.

Por su parte, la concejal de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha preguntado al Ayuntamiento por las soluciones ofrecidas a quienes allí residen y ha mostrado su satisfacción por que no se pretendan consolidar las infraviviendas en esa zona.

El Ayuntamiento de Madrid anunció en julio que ya trabaja en el desmantelamiento de 5 asentamientos de personas que viven de forma ilegal en las calles de la capital, concretamente en el Faro de Moncloa, la calle Virgen de la Alegría, la calle Oca, un campo de minigolf de Arganzuela y la calle López de Hoyos.

El pasado 4 de mayo, el pleno aprobó con los votos del PP, PSOE y Ciudadanos destinar más recursos y elaborar un "plan de realojo" de las personas que "malviven" en asentamientos ilegales en plazas, puentes y parques, en su mayoría rumanas de etnia gitana.

La propuesta se aprobó en un pleno extraordinario solicitado por el PP para pedir medidas contra los espacios "que brotan en toda la ciudad" donde familias de etnia gitana "guisan, comen, duermen y malviven en una situación de extrema pobreza" y generan la "insalubridad" de la que se quejan los vecinos, según denunció entonces la concejal popular Beatriz Elorriaga.