El arrepentido del caso Nóos, 'Pepote' Ballester, inculpa a Matas y Urdangarin

Descarga el fichero

José María Ballesteros

09.02.2016

"No hay más cera que la que arde". Así se ha expresado el exdirector general de Deportes del Govern José Luis 'Pepote' Ballester al aseverar que en ningún momento nadie del Ejecutivo autonómico discutió el pago de 1,2 millones de euros a favor del Instituto Nóos presidido por Iñaki Urdangarin de cara a la celebración de la primera edición del conocido como Illes Balears Forum. A ésta siguió una segunda por 1,1 millones.

Durante su declaración como acusado en la segunda sesión del juicio que se celebra en Palma por el caso Nóos, Ballester, medalla de oro de vela en los Juegos Olímpicos de 1996, ha manifestado que, en ese momento -en 2005, año en que se celebró el primer foro-, "nadie se planteó" si había que negociar el expediente y, además, "no se discutían las cosas que el presidente decía", en alusión a Matas.

"¿Por eso no se comprobaron los precios?", le ha espetado en ese instante el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, a lo que el procesado ha respondido que esta forma de proceder "me pareció lo más normal. Se acordó firmar por ese importe y sólo por ese importe". En cuanto a la fórmula con la que fue articulado el convenio para la celebración del primer foro -la misma con la que fue impulsado el segundo-, ha recalcado que fue Matas quien la decidió.

"Aquí nadie sabía ni decía nada. Fue luego cuando comencé a interiorizar que no estaba bien hecho", ha remarcado, recordando que entonces los responsables de Nóos les comentaron que se trataba de una entidad sin ánimo de lucro.