Don Felipe pronuncia su primer discurso tras la abdicación de su padre

Descarga el fichero

Príncipe de Asturias (Archivo)

Informativo mediodía

| 04.06.2014

El Príncipe de Asturias y de Viana, que en unos días será proclamado Rey Felipe VI, ha expresado su "empeño y convicción" de dedicar todas sus fuerzas a la "fascinante tarea de seguir sirviendo a los españoles" y a la "querida España", "una Nación, una comunidad social y política unida y diversa".

Don Felipe se ha pronunciado así durante su intervención al presidir en el Monasterio de San Salvador de Leyre, acompañado de doña Letizia, la entrega del Premio Príncipe de Viana al historiador Tarsicio de Azcona, pseudónimo con el que el nonagenario sacerdote Jesús Morrás Santamaría ha llevado a cabo una dilatada labor de investigador especialista en historia de la Iglesia.

"En periodos de dificultades como los que atravesamos", la experiencia de tiempos pasados "nos enseña que solo uniendo nuestros afanes, anteponiendo el bien común a los intereses particulares e impulsando la iniciativa, la investigación y la creatividad de cada persona lograremos avanzar hacia escenarios mejores", ha subrayado asimismo quien asumirá en los próximos días la jefatura del Estado.

Don Felipe ha aludido expresamente al hecho de que su padre, don Juan Carlos, anunciara el pasado lunes su decisión de "abdicar la Corona de España y poner fin a su reinado" para destacar que las circunstancias hayan llevado a que sus primeras palabras tras ese anuncio tengan lugar "en esta querida tierra navarra", a la que ha definido así: "uno de los solares originarios de nuestra Patria española".