Díaz Ferrán acepta cinco años y medio de cárcel por el caso Marsans y una multa de 1,2 millones de euros

Descarga el fichero

Hoy en Madrid Matinal

| 03.07.2015

El ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán acepta una condena de cinco años y medio de cárcel y multa de 1,2 millones de euros por proceder al vaciamiento del Grupo Marsans para así no pagar a sus acreedores. Es la pena que solicitó al comenzar el juicio el fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos y a la que se adhirieron el resto de las acusaciones personadas.

El empresario liquidador de empresas Ángel de Cabo ha aceptado una petición de cinco años, mientras que los otros ocho acusados han aceptado penas que oscilan entre los 2 años y medio para el número dos de De Cabo, Iván Losada, los 22 meses impuestos al hijo de Díaz de Ferrán y un año de prisión, en función de su participación en los delitos juzgados.

La Fiscalía solicitaba, en un principio, 15 años de cárcel para Díaz Ferrán por los delitos de alzamiento de bienes, concurso fraudulento, blanqueo de capitales e integración en grupo criminal; ocho años y nueve meses para su hijo Gerado Díaz de Santamaría, y ocho para De Cabo.