Desmantelado un punto de venta de drogas en Las Rozas amparado en una falsa asociación de consumo de canabbis

Descarga el fichero

La 'operación claims' que la Guardia Civil ha desarrollado estos días en Mallorca ha desarticulado un grupo organizado presuntamente responsable de una estafa millonaria a través reclamaciones falsas por supuestas intoxicaciones alimentarias en hoteles de la Isla. Durante la operación han sido detenidas siete personas de nacionalidad británica --los presuntos cerebros del fraude-- y se han practicado ocho registros en diferentes municipios de Mallorca. Los detenidos ya han pasado a disposición judicial.

Informativo mediodía

| 20.07.2017

La Guardia Civil de las Rozas han desmantelado un punto de venta de sustancias estupefacientes ubicado en un local de la población, que utilizaba una falsa asociación de consumo de cannabis para amparar su venta al por menor.

Según ha informado el Instituto Armado, fueron los vecinos de la zona los que alertaron a la Policía Local expresando su malestar por el continúo trasiego de personas que acudían supuestamente para adquirir algún tipo de droga y por el fuerte olor que desprendía el local en determinados momentos del día.

Los Agentes de la Policía Local pusieron en conocimiento de la Guardia Civil el malestar vecinal, y se procedió "de forma inmediata" a realizar vigilancias discretas en las inmediaciones, constatando la veracidad de los hechos.

Durante la investigación, los agentes han identificado a numerosos jóvenes, que portaban distintas cantidades de sustancias estupefacientes, generalmente marihuana y hachís, que previamente habían adquirido en el local que estaba siendo objeto de investigación. Tras solicitar la correspondiente autorización judicial, los agentes registraron el local, que contaba con mediadas para evitar que no accedieran personas que ellos pudieran identificar como clientes.

Una vez en el interior, se intervino cerca de un kilogramo de sustancias estupefacientes, básculas, utensilios para cortar, elaborar y distribuir las sustancias y numerosa documentación, entre la que se encuentra un decálogo con consejos donde se recomienda que en caso de ser sorprendidos por las Fuerzas de Seguridad no manifiesten de donde procede la droga.