Desmantelada una banda que robó en dos meses en más de 50 chalés de la Comunidad de Madrid

Descarga el fichero

Guardia Civil

Informativo mediodía

| 13.06.2016

Agentes de la Guardia Civil, en el marco de la operación Hábitat Alamo, han desmantelado una célula integrada por cuatro personas especializada en robos en viviendas unifamiliares de alto nivel adquisitivo. Han esclarecido un total de 50 hechos delictivos acaecidos en urbanizaciones del sur de la región.

La investigación se inició en el mes abril tras detectarse un incremento de robos en viviendas, todas ellas pertenecientes a urbanizaciones de un nivel adquisitivo alto, ubicadas en diferentes localidades de la Comunidad de Madrid, ha informado Julio César Martín, comandante jefe de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid.

Un estudio pormenorizado de los hechos y diferentes inspecciones oculares llevó a los agentes a centrar la investigación sobre un establecimiento de 'compro oro' regentado por un ciudadano de origen boliviano que era donde se receptaba la mercancía robada.

Los componentes se trasladaban en dos vehículos legales titularizados a nombre de terceras personas hasta las distintas urbanizaciones de alto nivel adquisitivo en horario diurno, entre las 12 y las 16 horas, que era un horario en el que los adultos estaban trabajando y los niños en clase.

Tras estudiar la zona y comprobar que reunían las condiciones idóneas procedían a cerciorarse que los moradores no estuvieran dentro mediante llamadas al timbre o arrojando piedras de pequeño tamaño a las ventanas.

Usaban dos vehículos, que están en situación legal y su titulares son terceras personas ajenas a la investigación. Usaban tanto móviles como emisoras de corto alcance. Una vez que tenían objetivo concreto procedían al control del mismo.

Después de saltar la valla perimetral, se dirigían hasta la construcción principal de la vivienda accediendo a la misma forzando puertas o ventanas. Una vez en el interior de los domicilios se hacían con todo tipo de efectos de valor, principalmente piezas de joyería, pequeños electrodomésticos, así como dinero en efectivo y documentación personal, abandonando rápidamente el domicilio.

Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete