Cristina Cifuentes presidirá el PP de Madrid

Descarga el fichero

La presidenta de la Comunidad de Madrid y aspirante a la presidencia del PP regional, Cristina Cifuentes

Hoy en Madrid Matinal

| 13.03.2017

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, será la próxima presidenta del PP de Madrid, tras imponerse a Luis Asúa en las elecciones para la designación de candidato único al liderazgo del partido. Cifuentes ha cosechado 6.944 votos de los 10.888 afiliados inscritos en los comicios, frente a los 1.095 obtenidos por Asúa, han informado fuentes del PP de Madrid.

Al haber obtenido más del 50% de los votos y más de quince puntos de diferencia respecto al otro candidato, Cifuentes será proclamada candidata única ante el 16 Congreso del PP de Madrid, que se celebrará entre el 17 y el 19 de marzo. La participación en la consulta realizada ha sido del 74,8%, al haber votado 8.166 de los inscritos (Cifuentes ha conseguido un respaldo del 86,38 % de los votos).

Esta ha sido la primera vez que los afiliados del PP de Madrid han podido elegir a su presidente mediante el sistema de "un afiliado, un voto" y lo han hecho sin grandes afluencias a las sedes y con un sistema algo complejo que ha llevado a algunos a pedir información sobre cómo ejercer su nuevo "derecho".

"Hasta 80 nombres se pueden marcar", ha explicado una de las organizadoras al ministro Cristóbal Montoro, que se ha acercado en dos ocasiones a la mesa de votación, la primera para depositar el voto del candidato a la Presidencia y la segunda para entregar el de los compromisarios. El próximo sábado, los casi 11.000 inscritos deberán volver a votar a Cifuentes y al resto del equipo con el que dirigirá el PP de Madrid, pero ya será de forma presencial en el hotel en el que se celebrará el congreso.

La Comisión Organizadora del Congreso, en una nota de prensa, ha subrayado que estos datos son provisionales hasta que mañana por la tarde se examinen todas las actas de escrutinio de los 137 puntos de votación y se resuelvan las reclamaciones que se hayan podido presentar.

CIFUENTES AFIRMA QUE SE ABRE "UN TIEMPO NUEVO" EN EL PP DE MADRID

Tras conocer el resultado de estas elecciones, Cifuentes ha asegurado que hoy se abre "un tiempo nuevo" para que el PP de Madrid siga creciendo y "volver a ser un gran partido". "Se abre un tiempo nuevo donde contamos con todos #ParaSeguirCreciendo y volver a ser un gran partido", ha dicho en un tuit Cifuentes, quien ha apostado por "empezar a construir en positivo y volver a ganar en el Ayuntamiento de Madrid".

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha añadido en otro mensaje que el decimosexto congreso del PP madrileño, que se celebrará el próximo fin de semana, "va a ser muy importante", porque se van debatir las ponencias y ella elegirá a su equipo. "Gracias a todos los militantes porque hoy es vuestro día. Ahora, a seguir con muchas ganas e ilusión", ha añadido Cifuentes. "Ha sido una elección histórica", ha agregado la futura presidenta del PP de Madrid.

ASÚA CONSIDERA "SATISFACTORIO" SU RESULTADO

En declaraciones a Efe, Asúa ha recordado a Cifuentes que no ha conseguido, según él, el apoyo ni de del 7 % de los 94.000 afiliados de la formación. Para Asúa, su resultado ha sido "satisfactorio", ya que ha añadido que todo lo que fuese lograr más de un 10 de los votos de los inscritos para él era positivo.

Ha insistido en que todo el proceso ha sido "tortuoso" y que la jornada de hoy ha sido "vergonzosa", ya que, según él, "varios presidentes de sede se han empleado a fondo y no han dejado votar en libertad". No obstante, ha asegurado que ya ha felicitado a Cifuentes y espera que la presidenta de la Comunidad sea capaz de volver a colocar al PP de Madrid en el lugar que se merece, "porque hay mucho trabajo por delante".

Asúa ha aseverado que ya no es presidente del PP de Chamberí desde hace unas semanas y que, a partir de ahora, pasa a ser un militante de base "enamorado del PP".

CIFUENTES, LA NUEVA IMAGEN DE SU CASA DE SIEMPRE

Cristina Cifuentes ha cruzado el último río que se había marcado en su camino, hacerse con las riendas del PP de Madrid tras un año de interinidad por la renuncia de Esperanza Aguirre, al proclamarse candidata única a presidir un partido donde lleva más de la mitad de su vida, pero del que busca ser la nueva imagen.

Se ha celebrado la primera votación prevista en el proceso congresual del partido, en la que los casi 11.000 afiliados que se han inscrito han podido elegir entre Cifuentes y el otro candidato que se había presentado, Luis Asúa. Según las reglas del Congreso, si uno de ellos obtenía hoy más del 50% de los apoyos con una diferencia de quince puntos sobre el otro, sería inmediatamente proclamado candidato único, cosa que ha sucedido.

Lo que permitirá el próximo fin de semana (el Congreso se celebra del 17 al 19 de marzo) que Cifuentes se dé un paseo triunfal y se convierta en presidenta del partido sin adversarios a los que imponerse y sin que escenifique ninguna oposición interna.

Caminante de fondo, como se le ha definido numerosas veces, Cifuentes ha llegado paso a paso hasta el despacho de la Presidencia del PP de Madrid tras una carrera de casi 30 años como diputada regional, vicepresidenta de la Asamblea, Delegada del Gobierno en Madrid y, actualmente, presidenta de la Comunidad. Tampoco es nueva en Génova, porque durante años ha sido miembro de la dirección regional del PP y presidenta del Comité de Derechos y Garantías.

Y precisamente su mayor mérito quizá sea que aunque ha pasado más de la mitad de sus 52 años dentro de las filas del PP, ha conseguido que se la catalogue como la nueva imagen del partido, una de las caras que puede ayudar a superar etapas anteriores en las que ella misma ya estaba presente.

Sin elecciones a la vista -si no sucede nada, los madrileños no tendrán que votar hasta la primavera de 2019-, Cifuentes podrá dedicarse durante los próximos meses a recomponer la imagen del PP de Madrid y superar la impronta que dejó la etapa Aguirre, en la que el partido se vio salpicado por casos de corrupción aún en los tribunales, como Gürtel o Púnica.

Precisamente esa nueva imagen es la que quiso imprimir a su Gobierno, con un 'código ético' que hizo firmar a todos sus consejeros y diputados en la Asamblea, que les obliga a dimitir de todos sus cargos si son investigados formalmente por un delito de corrupción. Código que hará firmar también, según ha anunciado reiteradamente, a los futuros miembros de la dirección del PP madrileño.

También se espera de ella una mayor apertura del ideario del partido, teniendo en cuenta que a lo largo de su carrera se ha definido como republicana, agnóstica o partidaria de una ley de plazos para regular el aborto. Unos principios que, unidos a la bandera de la transparencia y la lucha contra la corrupción que siempre enarbola, cree que le pueden ayudar a ganar más apoyos para el PP, para que crezcan los afiliados y, sobre todo, los votantes.

A la espera del Congreso de la semana próxima, donde oficialmente se convertirá en la presidenta del PP madrileño, Cifuentes tendrá que compaginar esta nueva tarea con su labor de máxima autoridad de la Comunidad de Madrid, trabajos que podrá compaginar por su costumbre de trabajar casi todas las horas del día, su gran capacidad de trabajo y su "perfeccionismo".

Con su nueva responsabilidad, Cifuentes se consolida como un peso pesado del partido a nivel nacional, lo que la seguirá situando en las quinielas para una hipotética sucesión de Mariano Rajoy. Habrá que esperar para saber si ése es el siguiente río que quiera cruzar.